Iglesias sin misas puertas adentro: "No sé si hay algún problema particular con la fe"

Lo afirmó el Padre Albóniga, vicario general del Obispado de Mar del Plata. Como consecuencia de las nuevas restricciones para la Fase 3 no pueden realizar celebraciones con más de 10 personas en el exterior.

Por Redacción

sábado 8 de mayo, 2021

Desde el Obispado de Mar del Plata volvieron a expresar su descontento ante las nuevas restricciones anunciadas por el gobierno de Axel Kicillof para la Fase 3, donde se encuentra el distrito de General Pueyrredon, que prohíben las celebraciones con más de 10 personas en el exterior y limitan la asistencia a las actividades cultuales.

"No sé si hay algún problema particular con la fe", cuestionó el padre Luis Albóniga, vicario general del Obispado, al mismo tiempo que consideró las medidas como "excesivas y desproporcionadas".

Y contó: "Con sorpresa, este lunes recibimos la información de que en estas restricciones particulares en Fase 3 estaba la imposibilidad de la actividad dentro de los templos y que sólo se puede realizar con diez personas en el exterior. Nos dejó en una situación de mucha perplejidad".

"Por su puesto que entendemos la emergencia sanitaria. Somos conscientes y hemos trabajado desde los servicios de caridad, pero nos parece excesiva y desproporcionada la medida. Además, con el frío, las personas corren riesgo de enfermarse", explicó en declaraciones a El Marplatense.

"Hemos visto que no es un ámbito de alto riesgo. Se pueden mantener los cuidados. No hay ninguna respuesta por parte de las autoridades, que creo deberían revisar esta medida. No sé si tienen un problema en particular con la fe. La gente está muy molesta. Es un servicio fundamental de contención y acompañamiento", destacó.

"La gente que va a las celebraciones es gente muy responsable. Realmente estamos sorprendidos y adoloridos. Ojalá que las autoridades reaccionen y modifiquen esto", concluyó.

Durante estos días, el Obispo Gabriel Mestre se encuentra realizando gestiones ante la Dirección Provincial de Relaciones con la Comunidad. En ese sentido, expresó: “pido con delicadeza y urgencia una revisión de las nuevas disposiciones”.

"Soy consciente de la gravedad de la situación y soy el primero en alentar a la Iglesia Católica de Mar del Plata en los cuidados que se deben tener. Pero las normativas y los protocolos deben ser proporcionados a todos según cada momento sanitario particular", sentenció.

Comentarios