Presentaron la cerveza "Kronomether": "Nos tiene que llenar de orgullo a todos los marplatenses"

Tres cervecerías de Mar del Plata se unieron con el fin solidario de colaborar con la creación de un acuario en el Museo de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia. Gabriela Pujol coordinadora general del museo manifestó que "este proyecto dio cuenta de que cuando todos nos ponemos de acuerdo a trabajar con el mismo objetivo se logran cosas realmente importantes".

Por Redacción

jueves 13 de mayo, 2021

Después de un tiempo desde que se comenzó a planificar el proyecto inicial el cual consistía en la colocación de unos casi 800 litros de cerveza que se hallaban dentro de barriles sumergidos en el mar, a tres millas de la costa de Mar del Plata, para ser macerados y luego poder ser comercializados con un fin solidario, los barriles fueron robados a principio de año, lo que no impidió que los impulsores de esta idea pudieran concretar su objetivo final.

Fue así que la Escuela de Buceo Thalassa, la dirección del Museo de Ciencias Naturales y los propietarios de las cervecerías Baum, La Paloma y Heller, no se detuvieron y a pesar de los hechos sufridos, pudieron finalmente presentar la cerveza "Kronomether".

"El proyecto comenzó en el año 2018, con la idea de poner barriles de cerveza a fermentar en el mar y aprovechando de que se cumplía un año del hundimiento del buque pesquero “Kronomether”, nos pareció una buena oportunidad", manifestó Carlos Brelles de la escuela de buceo Thalassa, en declaraciones a El Marplatense.

"Para poner cualquier cosa en el mar hay que pedir autorizaciones en Prefectura, por lo que comenzamos con todos los trámites y teniendo en cuenta que somos una asociación civil con la escuela de buceo, teníamos que contar en el proyecto con un aspecto solidario", remarcó.

"Por este motivo y teniendo en cuenta el vínculo que tenemos con el museo, la idea fue ver si contaba con alguna necesidad, de donde surgió la posibilidad de adquirir un equipo de frío para el acuario que quieren inaugurar", subrayó Brelles.

"Al proyecto se sumaron Cervecería Baum y La Paloma, quienes pusieron la cerveza, los barriles, las estructuras y demás y luego de esperar el tiempo necesario en cuanto a lo administrativo para la aprobación del proyecto y demás cuestiones, pudimos concretarlo", destacó.

"Estuvo un tiempo en el mar hasta que luego pasó lo que pasó con el robo de los barriles, algo que no hace falta ni mencionar. Lo bueno es que hoy estamos acá, se pudo hacer cerveza con algo que había quedado y la verdad es que estamos felices de poder estar acá, en el marco de este proyecto que iniciamos juntos", remarcó el referente de la escuela de buceo Thalassa.

"Había quedado algo de cerveza en cámara y parte del alcohol también se donó cuando comenzó la pandemia, por lo que el proyecto fue solidario en todos los aspectos. Lo que quedó en cámara, las tres cervecerías decidieron embazarla y si bien no tuvieron su fermentación en el mar como era la idea original, de todas maneras tiene que ver con darle un cierre al proyecto y poder concretar la ayuda al museo", afirmó Carlos Brelles.

Por su parte Juan Pablo Vincent responsable de la cervecería Baum, manifestó que "las barricas efectivamente no las pudimos tener debido al robo, pero lo más importante de este proyecto a parte de la donación y de poder participar, era aprender, por lo que con las barricas íbamos a saber que pasaba si la cerveza madura a 20 metros de profundidad en el mar. Como sería su comportamiento con la salinidad, la presión y la temperatura, algo que lamentablemente no pudimos concretar".

"En la fábrica había quedado parte de esta cerveza madurando en tanques, por lo que decidimos que más allá de que no pudimos aprender de la experiencia, con lo que nos quedó enlatarla y lo que se recaude con la venta de las mismas, que son unas 500 aproximadamente, se done lo recaudado para cumplir con el objetivo principal que teníamos de ayudar al museo", destacó.

"Hoy justamente lo que estamos realizando es la presentación de estas latas que ya están a la venta. Si bien el fin es recaudar buscamos poner un precio que no sea tan elevado de 200 pesos para cada lata con 355 ml de cerveza, las cuales se pueden conseguir en distintas cervecerías, como La Paloma, Bruder, en los locales de Baum, en Heller y también en las plataformas electrónicas o virtuales de las cervecerías", detalló Vincent.

Al ser consultado sobre la posibilidad de un nuevo intento de madurar la cerveza en el mar "seguramente lo intentaremos. Esto que sucedió a principio de año no nos va a frenar y ya estamos junto con la escuela de buceo Thalassa, pensando en que haremos a futuro, por lo que lo volveremos a repetir y con mayor cantidad seguramente, además de la participación de más cervecerías", aseguró.

En referencia a la investigación por el robo de los barriles bajo el mar Vincent sostuvo que "la denuncia la presentó en su momento la escuela de buceo Thalassa, pero lamentablemente no sabemos aún que fue lo que pasó, no hay registros de gente que haya bajado y las barricas nunca fueron encontradas, por lo que realmente no sabemos nada".

Finalmente Gabriela Pujol coordinadora general del Museo Municipal de Ciencias Naturales, ubicado en la avenida Libertad 3099 sobre la Plaza España, señaló que "cuando se realizaron las obras de puesta en valor del museo, uno de los objetivos fue la construcción de un acuario de agua marina para representar uno de los ambientes muy poco conocidos que son los arrecifes rocosos que están cercanos a la costa marplatense, que es lo que comúnmente denominamos como el 'banco de afuera' o 'la restinga'.

"La idea fue generar ese acuario para representar ese tipo de ambientes y para poder mantener esos animales y que estén cómodos, la temperatura del agua no puede superar los 18 o 19 grados, por lo tanto se necesita un sistema de enfriamiento o de mantenimiento de la temperatura durante todo el año", detalló.

"Las diferencias de temperatura por más pequeñas que sean atentan contra la sanidad de los animales. Por lo tanto el aporte que este proyecto, que surgió de manera tan solidaria entre amigos de verdad, realmente nos tiene que llenar de orgullo a todos los marplatenses, teniendo en cuenta de que en el mismo se encuentran involucradas sociedades civiles, empresas, el puerto de Mar del Plata, la secretaría de Cultura y demás", destacó Pujol.

"Esto realmente dio cuenta de que cuando todos nos ponemos de acuerdo a trabajar con el mismo objetivo se logran cosas que son realmente importantes, por lo que de mi parte no tengo más que agradecimientos para toda la gente, para la UNMDP, remolcadores, la gente de La Paloma, Heller, Baum y todos los que colaboraron en el proyecto", remarcó.

"La idea ahora es poder instalar esta nueva estructura en el museo y poder inaugurar este nuevo acuario en las vacaciones de invierno. Esa es la idea, es el proyecto, por lo que los mantendremos informados en cuanto a los avances que vayamos teniendo", concluyó Gabriela Pujol.

Comentarios