Piden que la venta ambulante sea reconocida como un servicio de playa

El representante de los trabajadores en Punta Mogotes, Walter Rivero, manifestó las tareas que se llevan a cabo para el reconocimiento del sector que, entre otras cuestiones, "estaba tomado por la venta de drogas".

Por Redacción

sábado 22 de mayo, 2021

Foto: TELAM

Entre los bellos paisajes que ofrece Mar del Plata en verano, sin dudas se destaca la costanera con sus playas, el mar y la concurrencia de turistas. En ese escenario hay muchos actores fijos que son reconocibles a simple vista y, entre ellos, sin dudas se encuentran los vendedores de helados, churros,  barriletes, pirulines y demás.

El representante de la Agrupación de Vendedores Ambulantes Independientes Marplatenses, Walter Rivero, manifestó las acciones que se llevan a cabo hace años en pos de esta cuestión en el sector de Punta Mogotes y otros espacios de la costa marplatense, dado los esfuerzos que vienen realizando hace años para el reconocimiento de los trabajadores de venta ambulante.

"La función nuestra es organizar la venta ambulante en las playas. Hace varios años venimos haciéndolo. Comenzamos en Playa Grande y luego nos trasladamos a Mogotes donde era una zona mucho más grande, más complejo, un lugar que estaba tomado por la venta de drogas", indicó Rivero.

Y detalló esta maniobra, que "ensució" a la actividad. "Usaban la venta ambulante como excusa para comercializar drogas. Ese era el gran problema que teníamos en las playas de Mar del Plata. Así fue hasta el 2015 en Playa Grande y hasta 2017  en Punta Mogotes, cuando llegamos nosotros", destacó en el programa Hora 12, que se emite por CNN Radio Mar del Plata (FM 88.3).

A su vez,  detalló que "fue un trabajo difícil porque era gente que se manejaba como una mafia y usaba una mochila de helados o un carro de panchos para comerciar drogas. Era todo una pantalla. Fue una tarea con mucho riesgo porque a esas personas que tuvieron que salir de las playas no les agradó mucho. Salió todo bien y la gente que hoy trabaja ahí son vendedores reales".

En relación a la actualidad del sector en el Complejo Punta Mogotes, reconoció que "está totalmente organizada la venta ambulante. Los vendedores están totalmente registrados para ser identificados por las personas. Contamos con seguridad para asistir a los trabajadores y colaborar con la seguridad de la playa. Los primeros años fueron difíciles porque tuvimos que sacar a los que vendían droga, a los pungas, a los que traían billetes truchos".

"Fue un proceso que hoy dio sus frutos. Incluso los dueños de los balnearios reconocen este trabajo que venimos haciendo", añadió.

"A raíz de eso fue cambiando la forma y la calidad de trabajo. Estamos tratando de que el servicio de venta ambulante en la playa sea algo bueno. La idea es que la venta ambulante sea reconocido como un servicio de playa", subrayó Rivero.

Al día de hoy hay 60 puestos de trabajo fijos en playas durante la temporada, pero la tarea no se limita a la época estival: "Además de las playas funcionamos todo el año. Mantenemos el trabajo de venta ambulante en muchos casos. Tenemos carritos de pochoclos, puestos de choripán y armamos una fábrica de pasteles, y con todo ello se trabajó mucho en los barrios", enfatizó.

Y ante la consulta, en relación a la presencia de la Agrupación en los barrios, explicó que "hacemos tareas solidarias pero no son visibles. Para las fiestas del día del niño vamos a las ONG, comedores e iglesias con los carros de pochoclos. Hay mucha gente que hace cosas solidarias y a nosotros nos gusta participar".

Sobre el balance de esta temporada, Rivero confesó que "fue inédita. Trabajamos mucho para la capacitación de los vendedores en cuanto a los protocolos. La seguridad se encargó de hacer que la gente y los trabajadores cumplan. Salió todo bien en ese aspecto pero el trabajo en la playa no fue el mejor. Fue una temporada medio pelo para abajo".

De cara al futuro, por último,  destacó que "tenemos buenas expectativas y esperemos que sea la mejor. La anterior había sido muy buena, incluso desde el clima. La idea es mejorar el servicio y la calidad en cuanto a los trabajadores, que tengan una obra social, un seguro. Queremos dejar un precedente en la venta ambulante y que Mogotes sea una playa modelo".

Comentarios