Música marplatense en la vereda: El Argentino prepara “Minirecitales Intermitentes”

Respetando la disposición de atender hasta las 19 y al aire libre, el bar ubicado en Chacabuco 3627, intentará mantener el espíritu habitual en un contexto desfavorable por la Fase 2.

Por Redacción

lunes 31 de mayo, 2021

Desde este lunes y durante toda la Fase 2 en la ciudad, El Argentino colocará sus mesas en la vereda y en la plaza Pueyrredon de 10 a 19 sirviendo sus desayunos, almuerzos y los habituales aperitivos.

En este contexto, se pondrán en marcha los "Minirecitales Intermitentes" desde la vereda del bar a cargo de Juan Robles con su piano e invitados especiales.

“Estamos armando, sobre la medialuna de la vidriera lo que intentará ser un escenario. Juan va a instalar el piano y los muchachos como Ricardo Abadie, ´Tincho´ Cabello, Fabián González, Martín Sciurano o ´Teby´ Frontera pasarán a hacer algunos temas, y tardamos más de la cuenta por la cantidad de hojas, que son hermosas, pero hace días están en la vereda y los cordones. Algo que pedimos hace tiempo, pero bueno...Terminamos la limpieza y arrancamos”, le contó a El Marplatense, Daniel Robles, el propietario del “Principado de La Perla”, como se lo conoce popularmente.

Habrá sillas y mesas en los decks, sobre la vereda del bar, como así también en la plaza Pueyrredon. “De protesta, de ilegal, esto no tiene nada. Es lo que podemos hacer. Pero el inconveniente que tenemos en El Argentino es que la gente asiste cuando hay espectáculos musicales, los cuales debimos suspender. Teníamos casi toda la semana programada, pero ahora no podemos llevarlo a cabo”, comentó Robles

Y aclaró: “Acá la gente no viene a tomarse una cerveza o a comer una hamburguesa, asisten a un espectáculo que en estas condiciones es muy difícil afrontar. Sobre todo, al aire libre”.

El dueño del bar ubicado en el corazón de La Perla indicó que “esta segunda ola de la pandemia está arrasando con todo. Eso es innegable y uno no está ajeno. El problema es que en el verano se habilitó todo y es sabido y probado que en muchos lugares la gente estaba amontonada, se armaron y arman fiestas clandestinas. Y nosotros, como tantos otros, que respetamos todos los protocolos, trabajamos con el aforo del 30%, terminamos pagando con esta restricción que es perjudicial para un lugar como El Argentino”.

“Los que respetamos todas las disposiciones y que hicimos las cosas bien, también somos conscientes que no fuimos ni somos focos de contagio”, cerró Robles.

 

Comentarios