Santa Clara: como hace un año atrás, Guillermo Ovejero caminará hasta la Casa de Gobierno para pedir justicia

A casi cuatro años de la muerte de Martín Ovejero, su familia continúa siendo reclamando por justicia. El padre de Martín anunció que el próximo 27 de julio volverá a marchar a pie, tal como lo hizo el año pasado. Además demandarán al Fiscal Cistoldi y a la Jueza, Jorgelina Camadro.

Por Redacción

lunes 31 de mayo, 2021

A casi cuatro años de la muerte de Martín Ovejero, su familia continúa siendo torturada por la falta de justicia. El culpable, Pablo Sebastián Pérez fue condenado y sin embargo continúa libre por lo que se realizará por segundo año consecutivo una marcha a pie hasta Casa de Gobierno.

En diálogo con una radio local (Búnker 91.9 FM), el padre de Martín, Guillermo Ovejero confirmó que el próximo martes 27 de Julio (día en que se cumple el cuarto aniversario del fallecimiento de “Tin”) realizará su segunda caminata a Capital Federal: volverá a salir desde Santa Clara del Mar al igual que lo hizo hace un año atrás.

La Causa se encuentra en apelación del Imputado en la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires.

Según afirmó Guillermo Ovejero, “esperamos los Magistrados de la Corte estén al tanto del ESCÁNDALO JUDICIAL QUE COMENZÓ EN LA UFI 11 de la ciudad de Mar del Plata a cargo del Fiscal Pablo Cistoldi y la insólita condena de la Jueza Jorgelina Camadro continuando el absurdo accionar del Fiscal”. “El expediente y la transcripción del Juicio no reflejan la realidad”, destacó.

A casi 4 años, Pablo Sebastián Pérez condenado a 4 años y 6 meses de prisión con sentencia firme continúa libre: el 27/07/17 según testigos el imputado impactó a extrema velocidad, aproximadamente 180 km/h en la rotonda del segundo ingreso a Santa Clara del Mar, donde la máxima es de 40 km/h.

El fiscal Pablo Cistoldi en la primer audiencia bajó una fotocopia de Internet y le dijo a la familia de Martín: “la rotonda está mal hecha fue un accidente”, lo que quedó en la causa 9443/c Juzgado en lo Correccional N° 1 (IPP 08-00-015240-17/00 de la UFI11.

Pablo Sebastián Pérez nunca estuvo preso, pagó, quedo libre y hoy después de tres años y 9 meses sigue libre.

Luego del impacto a 172 km/h (según pericias en el juicio, setiembre 2019) el auto destrozado voló a la otra doble mano de la autovía recorriendo una distancia de 50 metros a 80 km/h, dándole fin a la vida de Martín Ovejero. Tenía desgaste excesivo en los frenos delanteros según VTV y conocía perfectamente la zona. La prueba de alcoholemia dio negativo, es decir que sabía perfectamente lo que hacía, en su cuenta de facebook tenia fotos del velocímetro a alta velocidad, la fiscalía no pidió el material a la red social.

“Tenía el volumen de la música del auto al máximo (según varios testigos), en la causa no pidieron sus últimas comunicaciones de su celular, en esos instantes se comunicó con sus padres. En el juicio le preguntaron qué le pasó al ingresar a la rotonda a semejante velocidad: el imputado respondió “no sé””, según relató Guillermo.

En tal sentido destacó que “el fiscal Cistoldi nos citó a una segunda audiencia. Tenía el derecho de no ver al que mato a mi hijo, estaba bajo tratamiento en estado delicado. Me dijeron que iba a estar solo su abogado, cuando llegamos estaba el abogado y también el imputado, una clara violación a mis derechos. Las personas encargadas en ayuda a familiares de víctimas que se encontraban en la audiencia no hicieron absolutamente nada, el imputado dijo que fue un accidente. Lo mismo que el fiscal como mencione anteriormente, denuncié esta actuación en la procuración general de justicia y me respondieron que el fiscal actuó bien”.

Ovejero también recordó que “cambiamos de abogado por el cambio de caratula, el fiscal Cistoldi fue reemplazado por el fiscal Rodolfo Moure. Apelamos a la cámara criminal para demostrar que hubo un dolo eventual, no nos permitieron discutir y presentar las pruebas que indicaban todo lo contrario al encuadre del fiscal Cistoldi que según él fue un accidente y en el juicio quedó demostrado el siniestro”.

“Apelamos a la cámara de casación, nos dijeron que es tardío, a nosotros nos contestaron en semanas para el imputado actualmente ya van 10 meses. Intenté denunciar la actuación de la Cámara Criminal y la Cámara de Casación, me respondieron que no podía porque en ese momento aún estaba en proceso”, relató.

Además sostuvo que “la jueza Jorgelina Camadro lo condenó a 4 años y 6 meses que no es cierto porque cumpliría los dos tercios y se transformarían en aproximadamente 3 años. Hoy el imputado pide bajar más la condena. Nosotros no pudimos apelar, la jueza debería haberle dado la máxima de 6 años ya que estuvo mal encuadrado, lo correcto era 8 a 25 años si el fiscal investigaba correctamente. En el juicio se comprobó que todo lo que dijimos fue cierto”.

“En todo el proceso judicial todo el sistema actuó acorde al error del fiscal Cistoldi. Cansado de una literal tortura judicial decidí caminar 400 km a la casa de gobierno, en julio 2020 la cámara de apelación confirma la sentencia, en mayo de 2021 Pablo Sebastián Pérez continúa libre y nunca estuvo preso, actualmente el Ministerio de Justicia nos acompaña”, manifestó Guillermo.

El padre de Martín sostuvo que “se cumple un año de aquella caminata que fue positiva y con respecto a la decisión que tomó la Cámara de Apelación vamos a recordar que con el juicio, condenaron a Pablo Sebastián Pérez a cuatro años y seis meses. lamentablemente él siguió apelando y se logró que la sentencia quede firme, el problema es que ya estamos a casi cuatro años y lamentablemente todo continúa igual por lo tanto tengo que volver a manifestarme otra vez”.

“Esto es muy difícil. Evidentemente la justicia sigue actuando de una manera que ya parecería que es normal, el acompañamiento de la justicia al imputado”, concluyó.

Fuente: El Ciudadano de Mar Chiquita

Comentarios