Contundente reunión con más de 150 concejales "celestes" de todo el país

Fue coordinada por el senador Lucas Fiorini, quien abrió y cerró el encuentro que reunió a representantes de distintos puntos del país.

Por Redacción

miércoles 2 de junio, 2021

Con la coordinación del senador marplatense Lucas Fiorini, se llevó a cabo el I Encuentro Nacional con más de 150 concejales "celestes" contrarios a la legalización del aborto en el marco de la Red de Legisladores por la Vida.

Con la participación de representantes de todos los espacios políticos y con una enorme amplitud territorial (desde Orán hasta Puerto Madryn), acompañó a Lucas Fiorini, la legisladora porteña Carolina Estebarena, fundadores de la Red. El evento fue realizado de manera virtual y se dividió en dos grandes bloques: una conferencia plenaria y dos paneles.

En la primera parte, la joven escritora e influencer Guadalupe Batallán habló sobre el negocio del aborto y los diversos lobbies extranjeros que han impuesto con reciente éxito la cultura de la muerte en Argentina. Advirtió también que el aborto transformado y empaquetado como política pública termina estimulando dicha práctica y promoviendo su comercialización, tal como sucedió en EE. UU., España y Uruguay. Tampoco desaprovechó la oportunidad de desnudar los más de cinco millones de dólares que en los últimos ocho años recibieron las “filiales argentas” de estas organizaciones internacionales, según información declarada por ellas mismas. Casa Fusa, “Católicas por el derecho a decidir” y Fundación Huésped son algunos ejemplos.

“Lupe” —como la conocen los más de cien mil jóvenes que la siguen en sus redes— cerró su participación pidiéndole a los ediles que no se dejen llevar por las olas internacionales. Que tomen conciencia de que se trata de un tiempo en el que resignar derechos humanos no puede ser una opción. Que la Argentina, para bien o para mal, no ha dejado de ser un faro para el resto de América. En su opinión, el posible debate por la legalización de la eutanasia debe leerse en este sentido.

La segunda parte del encuentro estuvo marcada por dos interesantes paneles. El primero de ellos se centró en el testimonio de concejales que, combinando juventud y experiencia, han desarrollado una clara militancia en la defensa de la cultura de la vida: Nadia Márquez (Democracia Cristiana, Neuquén), Eliana Pino (Frente de Todos, José C. Paz), Miguel Saredi (Partido Federal, La Matanza) y Fernando Rambaldi (Encuentro Vecinal Córdoba, La Calera).

Márquez habló del concepto de militancia política y la importancia de tender redes independientemente de los partidos políticos. Asimismo, mencionó las ordenanzas en favor del niño por nacer que se vienen impulsando con éxito legislativo en su Neuquén natal y en el resto de las provincias del interior.

Eliana Pino —famosa por inquirir públicamente en 2020 al presidente Alberto Fernández luego de la aprobación del aborto en el Senado— no dudó en reconocer que su compromiso social, expresado en su militancia peronista, es la consecuencia natural de la vocación de servicio que desde niña le tocó desempeñar gracias a su fe cristiana. Destacó que la defensa de las dos vidas jamás puede ser un tema de especulación, puesto que en su fundamento está lo más profundo que hay en una persona: el aprecio por el bien y la verdad.

En cambio, el más veterano de los panelistas, Miguel Saredi, se metió de lleno en la coyuntura política cuando sostuvo que “en este año electoral el tema de la defensa de la vida se ha visto fuera de la agenda. Pero ahora es cuando debemos poner en marcha el análisis de quiénes van a representarnos y quiénes son los candidatos que defienden esta causa”. Además, dejó en claro que la función del concejal es la de ser intermediario entre el vecino y el poder estatal, realidad que debe ser aprovechada para acompañar y ayudar a las organizaciones que defienden la vida en todas las circunstancias.

El cierre del primer panel estuvo dado por el joven edil vecinalista Fernando Rambaldi, quien denunció cómo están siendo silenciados aquellos dirigentes políticos que levantan la voz en defensa de la vida. Contexto hostil, sostuvo, que “obliga a los ediles celestes a incomodar al poder de turno para defender estas trincheras”, mucho más cuando el concejal dispone de la cercanía con los barrios e instituciones intermedias a las que debe empoderar para dar esta batalla.

El panel final estuvo destinado a reflexionar sobre las políticas públicas en favor de las dos vidas que pueden desarrollarse a nivel local. Expusieron la Lic. Cecilia Bordón —subsecretaria de Primera Infancia, Niñez y Familia de la Municipalidad de San Miguel— y Evelyn Rodríguez —fundadora y presidente de la Red de Atención a la Mujer Embarazada en situación de Vulnerabilidad—. Evelyn, oriunda de la ciudad patagónica de Villa Regina, dedicó su exposición a relatar algunos de los convenios celebrados por la Red que preside con municipios como La Matanza o provincias como Córdoba, destacando el éxito del “0800 provida” que en tan solo dos años ha permitido ayudar a más de 1300 mujeres, no solamente evitándoles la tragedia del aborto.

Por último, Bordón comentó el trabajo que viene realizando el Municipio de San Miguel, donde desde hace años se ha adoptado la defensa de la mujer, el niño por nacer y la primera infancia como pilares de gestión para vencer la pobreza en el distrito. También destacó que San Miguel, a través de sus diversos programas, pone el foco no en el mero asistencialismo material sino en fortalecer el vínculo materno-infantil, promoviendo el desarrollo y removiendo obstáculos ambientales que traban el potencial de la niñez y la familia.

Tanto la bienvenida como el cierre de este I Encuentro Nacional estuvieron a cargo de Lucas Fiorini, para quien “la política nace de la cultura y debe estar anclada en el pueblo”. El senador provincial sostuvo que “el servicio al prójimo no es una alternativa más para quienes decidieron someterse a la voluntad popular, sino su razón de ser. Anclados en esta realidad es que la Red de Legisladores por la Vida se ha convertido desde el año pasado en un ámbito para alimentar y acompañar esa vocación. En este contexto donde la cultura del descarte se ha erigido en norma, los concejales de cada ciudad tienen mucho para decir y hacer, porque son los que están más cerca de la gente y de la sociedad civil, debiendo detectar y colaborar con aquellos que se ocupan de los más vulnerables

 

Comentarios