"Gracias a Dios": la Iglesia celebró el regreso de las misas presenciales a Mar del Plata

Se autorizó un aforo del 30 por ciento en zonas de alarma y de alto riesgo epidemiológico y sanitario. Los participantes deben asistir con tapabocas, mantener el distanciamiento social, cuidar el lavado de manos, mantener la sanitización del lugar y tener disponible alcohol en gel.

Por Redacción

miércoles 16 de junio, 2021

Tal como lo adelantó El Marplatense, el Gobierno nacional oficializó este miércoles la habilitación de eventos religiosos en lugares cerrados, con un  30 por ciento de aforo en zonas de alarma y de alto riesgo epidemiológico y sanitario por el coronavirus, situación que alcanza a General Pueyrredon.

La medida se adoptó tras evaluar un pedido de los diferentes credos ante la Secretaría de Culto, a cargo de Guillermo Oliveri, quien tramitó la solicitud ante la Jefatura de Gabinete.

"Luego de haber hecho el pedido primero a Provincia, nos marcaron que la modificación tenía que ser a nivel nacional. Y, gracias a Dios, desde Nación se reglamentó la posibilidad del aforo para las fases 2, 3, 4 y 5", celebró el obispo de Mar del Plata, Gabriel Mestre.

"Para las fases 2 y 3 implica un 30% de aforo cuidando obviamente todo lo que tiene que ver con el protocolo", explicó. Los participantes deben asistir con tapabocas, mantener distanciamiento social, cuidar el lavado de manos, mantener la sanitización del lugar y tener disponible alcohol en gel.

"Abarca a todas las capillas y parroquias de la diócesis, además del culto de otras denominaciones. No es algo propio de la iglesia católica, sino de todo el ámbito de los cultos. Cada comunidad irá viendo en qué formato lo va a ir haciendo", destacó.

"El aforo del 30% lo tuvimos desde octubre del año pasado hasta marzo de este. Se van a seguir transmitiendo las misas. Cada uno gestiona los miedos como puede. Las personas tienen la libertad de asistir presencialmente o a través de los medios de comunicación o las redes", recordó.

Esta medida se da en el marco de la importancia de "ampliar, reducir o suspender las normas previstas, de acuerdo a la evaluación del riesgo epidemiológico y sanitario, previa intervención de la autoridad sanitaria nacional".

Comentarios