"Súper Cerca" de las nubes: "Preocupa el aumento en los productos fuera del programa"

El Gobierno lanzó la semana pasada el programa “Super Cerca”, un acuerdo con 24 grandes empresas alimenticias que abarca 70 productos y eliminó Precios Máximos, que abarcaba 10 mil. Gustavo Casciotti, titular de Apyme Mar del Plata, manifestó que "parecería que los grandes formadores de precio pretenden compensar con aumentos el congelamiento de precios comprometido por el gobierno".

Por Redacción

miércoles 23 de junio, 2021

El Gobierno lanzó semanas atrás el programa “Super Cerca”, un nuevo acuerdo de precios en el marco de una inflación que no cesa.

Según la página oficial del Ministerio de Desarrollo Productivo que dirige Matías Kulfas y la Secretaría de Comercio Interior al frente de Paula Español, se trata de “un acuerdo de precios con 24 grandes empresas para que 70 productos de la canasta básica de consumo cotidiano lleguen a los comercios de cercanía a precios fijos hasta fin de año”.

"Desde hace ya algún tiempo el aumento de los precios viene desvelando tanto al gobierno como a los consumidores, como también a las cámaras empresarias, entre ellas Apyme (Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios)", manifestó Gustavo Casciotti, titular de Apyme Mar del Plata, en declaraciones a El Marplatense.

"El gobierno ha venido desplegando distintos programas para tratar de contener el aumento de los precios. Uno de ellos es 'Precios Cuidados' y el otro 'Precios Máximos' que terminó su vigencia siendo reemplazado por otro que comprende cerca de 70 productos, al cual han denominado 'Súper Cerca'", destacó.

"Estamos hablando de productos a los cuales se van a poder acceder en todas las bocas de expendio, lo que sin dudas es positivo, aunque sin embargo, vemos con preocupación que el resto de los productos que están por fuera de ese programa siguen aumentando", afirmó Casciotti.

"Podemos hablar de un 10% aproximado de aumento, el cual se ha registrado en los últimos 30 días. Parecería que los grandes formadores de precio pretenden compensar con estos aumentos el congelamiento de precios que está comprometido por el gobierno hasta el 31 de diciembre, en referencia a los 70 productos seleccionados", remarcó.

"Estamos hablando de 70 productos de primeras marcas, quizás no los más vendidos. Serían a mi entender en algunos casos segundas marcas de las primeras, pero siempre con productos de calidad", subrayó el titular de Apyme Mar del Plata.

"En este sentido creemos que será absolutamente importante que el consumidor tome conciencia de la ventaja que ofrecen estos productos con precios muchos más accesibles y que privilegie su compra desestimando los productos que han aumentado. El rol del consumidor en esto es algo fundamental, dándole incluso prioridad a las producciones de cooperativas o productores locales", aseguró.

"Estos 70 productos según lo que estimamos y las apreciaciones de la secretaría de comercio interior, estarían cubriendo cerca del 35% de lo que consume habitualmente una familia. Por supuesto que los productos frescos quedan afuera, al igual que la carne y las verduras", detalló Casciotti.

"Lo que se pretende con esto es establecer precios de referencia para que el consumidor tenga una idea de lo que valen las cosas, teniendo en cuenta de que en este marco de aumentos permanentes el consumidor termina perdiendo noción de lo que valen los productos y no sabe cuando es caro o barato. Esto ayuda a tener un precio de referencia, aunque sigue siendo muy importante que el cliente o el consumidor lo sepa y que opte por estos productos, desalentando la compra del resto que han venido aumentando lesionando la capacidad de compra", aseveró.

Al ser consultado por el nivel de ventas en los comercios, Casciotti sostuvo que "lamentablemente vienen experimentando una baja de ventas en términos reales, que es producto de un deterioro en los salarios, tanto de trabajadores activos como pasivos. No es una situación que se da puntualmente en estos meses, sino que se viene arrastrando desde hace por lo menos 5 años, en donde ha habido un fuerte deterioro de los salarios, impactando obviamente en los niveles de consumo".

"Si tenemos en cuenta que las pequeñas y medianas empresas son dependientes del mercado interno, podemos comprender que todos los comercios están vendiendo menos", concluyó Gustavo Casciotti.

Comentarios