La otra Mar del Plata: "Hay gente que no conoce el centro y niños que no están documentados"

La pandemia del coronavirus ha llevado a las familias en situación de vulnerabilidad a una situación límite transformando a la necesidad en algo tan contagioso como el virus. Mario Musano, referente de una agrupación con un fin netamente solidario manifestó que en los barrios de la periferia "mucha gente vive muy por debajo de la línea de pobreza, prácticamente en estado de indigencia".

Por Redacción

sábado 26 de junio, 2021

Desde que el 20 de marzo de 2020 el Gobierno argentino impuso una cuarentena nacional para combatir la pandemia de COVID-19, la incertidumbre y la aprensión parecen ser tan contagiosas como el virus. Sin embargo, la gente común y corriente está ayudando a aliviar las necesidades, a veces con pequeños gestos y en otras ocasiones a través de un grupo de personas organizadas que se unen para entregar comida a los más necesitados.

Este es el caso de un grupo de colaboradores pertenecientes al centro cristiano "Dios es Amor", con sede en Independencia 1641, quienes desde hace varios años colaboran con familias en situación de vulnerabilidad, con un especial esfuerzo en épocas de pandemia donde las necesidades se agudizan y la ayuda se hace más necesaria.

"Nosotros estamos trabajando desde 27 años. Se trata de un equipo de tarea del centro cristiano 'Dios es Amor', con el cual veníamos realizando en todos los sectores de la ciudad, pero teniendo en cuenta el tema de la pandemia, nos hemos enfocado en asistir a domicilios vulnerables y familias con extrema necesidad", manifestó Mario Musano, referente de esta agrupación con un fin netamente solidario, en declaraciones a El Marplatense.

"Salimos a buscar personas en situación de vulnerabilidad, que lógicamente no nos conocen. En este momento nos estamos enfocando en la población infantil y en la merienda, teniendo en cuenta que no se está entregando tanta merienda en los comedores, por lo que buscamos reforzar ese aspecto", subrayó.

En referencia a como la pandemia ha afectado a los sectores vulnerables, Musano sostuvo que "la necesidad ya venía de antes de la pandemia, por lo que los ha golpeado terriblemente. Mar del Plata cuenta con más de 400 comedores y merenderos y la cantidad de gente se ha duplicado".

"Hay gente que estaba ayudando y colaborando antes de la pandemia con los comedores y hoy muchos de ellos están dependiendo de un comedor para alimentarse", remarcó.

Al ser consultado sobre como ve la realidad en los lugares más necesitados, Musano opinó que "es otra Mar del Plata. Es una Mar del Plata que vive muy por debajo de la línea de pobreza, prácticamente en estado de indigencia. Hay gente que no conoce el centro, hay niños que no están documentados y viven en condiciones muy precarias, con muchísima necesidad".

"Son lugares que están en las periferias, por lo que si ellos no se acercan a los comedores no hay quien se acerque a ellos. Por este motivo fue que tomamos la decisión de buscarlos", aseguró.

En cuanto a la obtención de los recursos para ayudar a los comedores, Musano indicó que "tenemos una página en Facebook que se llama 'noticias felices'. A través de la página lo que hacemos es registrar la tarea que realizamos, subimos los videos y la gente nos empieza a conocer, se comunica con nosotros y a partir de ese momento empezamos a recibir donaciones".

"Lo cierto es que no estamos pidiendo cantidades. Con que una persona nos de un litro de leche, una torta o unas galletitas, nosotros tomamos los datos y pasamos a retirarlo", concluyó.

Para aquellos que reciben la comida, el cuidado les hace sentir que son parte de una familia más grande. Para todos, el proyecto de esta agrupación, ayuda a contagiar un sentido de solidaridad que es una respuesta rotunda a la necesidad que, en medio de la pandemia, estamos enfrentando juntos.

Comentarios