Estalló el “Barçagate”: el argentino que está involucrado en el escándalo de trolls contra Messi

Las detenciones del expresidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, y otros tres directivos, se relacionan con la contratación de empresas para atacar a los jugadores en las redes. Cuál fue el rol de Gastón Douek, un empresario argentino que trabajó en varias campañas políticas.

Por Redacción

martes 29 de junio, 2021

De un tiempo a esta parte, el FC Barcelona pasó de ser el equipo que maravilló al mundo a ser un conjunto vapuleado, fustigado y lleno de problemas dentro y fuera de la cancha, al que ni siquiera Lionel Messi ha podido rescatar del abismo. El argentino es uno de los máximos responsables de haber hecho de un club grande uno gigante.

Sin embargo, no es el único DNI albiceleste que se ve inmerso en esta crisis. Hay otro, menos conocido pero relacionado directamente a lo que se convirtió en el "Barçagate", que terminó de explotar en la mañana argentina del lunes con detenciones de varios dirigentes, encabezados por el expresidente del club Josep María Bartomeu.

Se trata de Gastón Douek, socio en una de las empresas que pergeñaron el ataque en redes sociales contra los jugadores del plantel blaugrana, con Messi en el centro de ese tiro al blanco.

Poco más de un año pasó desde que Cadena SER revelara que la directiva del Barcelona, con Bartomeu a la cabeza, había contratado empresas para, en teoría, apuntalar la figura del por entonces titular del club, aunque en términos prácticos eso significara elaborar también lo que se conoce como "ejércitos de trolls", cuentas falsas en las redes sociales que se dedican a difamar personas o instituciones.

En este caso, las empresas I3 Ventures, Big Data Solutions, SG Social Science Ventures, Tantra Soft, Digital Side y Futuric habían quedado en la mira por estar relacionadas a perfiles de Facebook que cuestionaban de forma sistemática a los jugadores del equipo en general y a Messi en particular.

Según aquellas informaciones, hasta las facturas generadas por las contrataciones de esos servicios fueron destruidas para evitar controles.

En abril de 2020 terminaron renunciando seis directivos, entre ellos Emili Rousaud, vice del club y potencial candidato a suceder a Josep Bartomeu en la presidencia.

En ese momento surgió la pista argentina con tres compañías involucradas, todas con sede en Olivos, y hubo incluso una auditoría que investigó si hubo sobreprecio en el pago a los proveedores del servicio.

I3 Ventures, la compañía que quedó más comprometida, estaba encabezada por el uruguayo Carlos Rafael Ibáñez Constantino. Él derivó parte del trabajo para el que había sido contratado a las demás empresas, de las cuales tres eran argentinas: Tantra, Digital Side y Big Data Solutions. Cada una recibió 198 mil euros, que salieron de seis cajas distintas porque el tope presupuestario de cada departamento del club era de 200 mil euros.

Allí es donde surge el nombre de Douek: fue él quien fundó Tantra Soft SA en 2009. En su currículum acumula la participación en más de veinte campañas electorales. En el mundo de la política se lo conoce como “el Señor de los Trolls”. Trabajó con Sergio Massa, Juan Schiaretti, Martín Lousteau, Gabriela Michetti y Omar Perotti, entre otros.

El año pasado el empresario le dijo a Clarín: “Yo no tengo nada que ver con esta historia. Fui socio de Ibáñez hasta que hicimos un acuerdo y me retiré de la empresa. Tengo todos los papeles para demostrarlo”. Y agregó: "De todos modos, decir que estas empresas fueron contratadas para desprestigiar a Lionel Messi es un absurdo”.

En 2019, en diálogo con La Nación, Douek, propietario entonces de la empresa Prosumia y socio del operador político Guillermo Seita, admitió que armó una red de cuentas para usarla en la campaña electoral de 2012 en México.

"No hubo maquinaria más grande de 'trolls' que en México 2012, y nosotros armamos esa maquinaria. Para que te hagas una idea: en un solo día, Twitter nos bajó 48.000 cuentas. Teníamos 150.000 cuentas", dijo.

Allí agregaba: "Si hoy quiero ensuciar a alguien, armo una granja de bots, los hago tuitear a favor de esa persona y los denuncio después". Según Douek, el sistema de trolls había perdido efectividad debido a los controles implementados por Twitter.

Las críticas a Messi, en concreto, eran habituales, especialmente cuando llegaba la hora de negociar un contrato. El "podio" de los más atacados lo completaban Gerard Piqué y el técnico Pep Guardiola.

Todo aquello condujo a que Bartomeu diera una conferencia de prensa en la que negó rotundamente "que el FC Barcelona haya encargado ningún servicio para “desprestigiar personas e instituciones a través de las redes sociales".

Sin embargo, en la mañana argentina de este lunes, Bartomeu fue detenido junto al exdirector del área de la presidencia, Jaume Masferrer; el actual director general del club, Óscar Grau; y el jefe de los servicios jurídicos del club, Roman Gómez Ponti, quienes se encuentran "aislados e incomunicados".

Comentarios