Salones de fiestas: "Hay consultas, pero muy poca actividad"

El sector de los trabajadores dedicados a la celebración, las reuniones y las fiestas sufrió fuerte el impacto económico de la pandemia. José María García, presidente de la Asociación Productora de Eventos (APE) de Mar del Plata, manifestó que "los que han sido inquilinos en muchos casos han tenido que entregar sus locales" y agregó que "le pedimos a la municipalidad una mano con respecto a las tasas municipales, o seguridad e higiene".

Por Redacción

jueves 1 de julio, 2021

A partir de los últimos cambios en las restricciones en la ciudad, la cual está actualmente en Fase 3, los salones de eventos pueden funcionar con determinadas limitaciones y respetando los protocolos vigentes. Aún así, la cantidad de fiestas o reuniones son mínimas en comparación al número antes de la pandemia.

"Con el cambio a Fase 3, tanto los gastronómicos como los salones de fiestas podemos abrir. Actualmente estamos notando un leve repunte en cuanto a las consultas con respecto a la actividad, algo que es muy importante para nosotros. De todas maneras hasta ahora estamos muy fríos, con muy poca actividad", manifestó José María García, presidente de la Asociación Productora de Eventos (APE) de Mar del Plata, en declaraciones a El Marplatense.

Al ser consultado por los protocolos exigidos para la actividad, García sostuvo que "los protocolos no permiten los bailes dentro de los salones, aunque sí lo referido a la gastronomía y la participación de algún animador para la fiesta".

"Los protocolos impedirían, al menos por el momento, que haya un intercambio entre mesa y mesa de invitados, como así también una pista de baile. Son dos cosas imposibles por ahora", afirmó.

En referencia a las contrataciones ya realizadas en los salones, García señaló que "nosotros contamos con cuatro propuestas distintas para estos casos. En primer lugar reprogramar algunas fechas solicitadas con anterioridad, en segundo lugar dar un crédito para que se lo pasen a un tercero, la tercera es para algunos casos que ya no se pueden arreglar donde se les da una devolución en función al arreglo conveniente de cada empresa y en cuarto lugar se hace el evento dentro de las posibilidades que nos permite la situación sanitaria".

"Nos encontramos con situaciones de fiestas de 15 que fueron contratadas en el 2020 y las chicas ya están cumpliendo 16 o 17 años, por lo que algunas personas ya no las quieren realizar", aseguró.

"De todas maneras nosotros pensamos que la situación iba a ser más problemática con respecto a este tema y lo cierto es que somos un grupo reducido de empresas y vemos que la gente ha sido bastante razonable con nosotros. Hay muchas reprogramaciones que son importantes, porque permiten solucionarle el problema a la gente y darle una continuidad a la actividad", aseveró el referente de APE en Mar del Plata.

Con respecto a los salones y si se han registrado cierres en el marco de la pandemia, García manifestó que "los que han sido inquilinos realmente han tenido un gran problema con respecto a este tema, teniendo en cuenta de que algunos han tenido que entregar el local o la casa".

"Los propietarios nos hemos encontrado con situaciones de que no nos han tenido en cuenta con respecto a que habitualmente nos manejamos con empleados eventuales y los empleados eventuales nunca fueron tenidos en cuenta para ningún tipo de ayuda", subrayó.

"Por lo tanto algunos hemos tenido que ayudar a los empleados en esta situación. La municipalidad el año pasado nos dio una pequeña ayuda, que ahora están viendo de renovarnos. La verdad es que nosotros no queremos tener deudas, por lo que si no podemos ayudar porque la municipalidad no puede ayudarnos, por lo menos que nos de una mano con respecto a las tasas municipales, seguridad e higiene, que realmente es muy importante para nosotros", concluyó José María García.

Comentarios