Garbarino baja la persiana en Mar del Plata con deudas de "$200 mil por empleado"

El Grupo se despide de la ciudad con importantes deudas salariales y trabajadores atrincherados en la sucursal de Rivadavia al 3000. La iniciativa es llevada adelante por trabajadores en todo el país, a quienes deben más de $800 millones. Temen quedarse sin empleo por el futuro incierto de la empresa.

Por Redacción

viernes 2 de julio, 2021

Tal como adelantó El Marplatense, el Grupo Garbarino bajó este jueves sus persianas en Mar del Plata, lo que provocó que un grupo de trabajadores se atrincherara en el local ubicado en Rivadavia al 3000, ante la posibilidad de quedarse sin trabajo y para reclamar deudas salariales que afectan a más de 40 familias.

Como resultado de la decisión de la empresa, también cerró la sucursal local de Compumundo en Rivadavia y La Rioja, donde trabajaban cinco personas, debido a que pertenece a la misma firma.

"Hay una gran incertidumbre porque es una empresa que estaba a la venta, pero no está claro si se va a vender. El dueño, que es propietario de muchas firmas y medios de comunicación, no da señales. Existe una deuda salarial que supera los 800 millones de pesos en Argentina y en Mar del Plata hay más de 30 trabajadores con una deuda de 200 mil por empleado", explicó Darío Zunda, secretario Gremial del Sindicato de Empleados de Comercio de Mar del Plata y Zona Atlántica.

El futuro de Garbarino es absolutamente incierto. Rosales, dueño de la aseguradora Prof y dirigente de San Lorenzo, habría comprado en junio pasado la cadena de electrodomésticos, con 200 locales a la calle, 4.325 empleados y deudas.

Así, sumó a Compumundo (46 locales), Garbarino Viajes, Fiden (que emite las tarjetas de fidelización) y 2 plantas en Tierra del Fuego: Digital Fueguina y Tecnosur. Un año después y consumida por la crisis, al grupo le quedarían 105 sucursales (muchas sin operar), otras 34 de Compumundo y unos 3.800 empleados.

"Bajaron la persiana de forma arbitraria, cuestión que es repudiable, y no hay ninguna información, comunicación o la posibilidad de una instancia para lograr algún tipo de acuerdo para la salida de la gente, si es lo que se busca", sentención Zunda.

"Las instalaciones fueron tomadas este jueves a la noche y van a estarlo por tiempo indeterminado hasta que aparezca alguna novedad respecto a los salarios caídos, a la posibilidad de que esta empresa efectivamente se venda y que el comprador que venga o el dueño actual se haga cargo de la situación de los trabajadores", concluyó.

Comentarios