MIRA EL VIDEO

Preocupa la desaparición de las playas del sur: "El temporal destrozó todo y se llevó toneladas de arena"

Así lo indicó el guardavidas Diego Sánchez Cabezudo. El fuerte viento arrasó con chiringos, casillas de guardavidas y "balnearios enteros directamente". Los vecinos también reclaman el avance en la construcción de rompeolas que protejan la costa de la acción de las olas del mar o del clima.

Por Redacción

sábado 7 de agosto, 2021

Al sur de Mar del Plata, más precisamente en la zona que se extiende entre el barrio El Alfar y Playa Serena, hay una preocupación que acongoja desde vecinos hasta guardavidas. Temen que se repita la historia de los balnearios de Acantilados desaparecidos junto a sus médanos por la falta de obras que protejan la arena.

Cada día, las playas son más pequeñas. El avance del mar como resultado de la ausencia de rompeolas que resguarden a la costa de la acción de las olas o del clima quita espacio y se suma a los estragos que causan los temporales al llevarse chiringos, casillas y demás.

"Las imágenes son del sur de Mar del Plata, de la zona que está entre Alfar y Serena. El último temporal destrozó todo debido a que se llevó toneladas de arena, chiringos, casillas de guardavidas, balnearios enteros directamente", explicó el guardavidas Diego Sánchez Cabezudo.

"Es el problema que va a venir este verano porque hay fuentes laborales ahí, además de que el barrio va a tener una playa muy corta. Está lleno de piedras porque se ve que en otras épocas se han hecho algunas escolleras y, ahora se desparramaron por todos lados", precisó en diálogo con El Marplatense.

"Es dramático lo que se vive. Fundamentalmente, las fuentes de trabajo de la gente. No sé quién va a recuperar eso, es muy difícil porque es una zona privada. También hay una obra inconclusa, la de los rompeolas. Si quieren preservar ese espacio natural de playa para Mar del Plata y para el turismo van a tener que seguir, porque sino desaparece, para ser un acantilado sin playa", lamentó.

En base a su experiencia, y los 36 años que lleva desempeñándose en playas de la ciudad, detalló: "El problema es que cuando sucede algo así, la altura de la arena baja tanto que después el mar entra permanentemente con una marejada normal y hace desaparecer los médanos, los socava, y aparece la tosca y el acantilado. Hay notas presentadas a la Municipalidad, por parte de los guardavidas, barrios y los concesionarios del lugar"

"Hay muchísimos peligros porque ha quedado la zona llena de piedras y de demoliciones viejas, que son de otra época y estaban enterrados. Las bajadas publicas están en el aire, muchas desaparecieron", concluyó.

Comentarios