Desde el año que viene se podrá pagar el boleto con el celular, si éste lo permite

El Ministerio de Transporte está trabajando en una nueva versión de la app SUBE que incluya la posibilidad de pagar el viaje desde el mismo teléfono, siempre y cuando éste cuente con tecnología NFC.

Por Redacción

sábado 21 de agosto, 2021

El Gobierno nacional está preparando una versión renovada del sistema SUBE para el transporte público, que ahora permitirá pagar el boleto directamente con un teléfono celular con tecnología NFC. De ese modo, no será necesario contar con la tarjeta para viajar en subte, tren o colectivos. Eso sí, no todos los celulares en el mercado argentino podrán utilizar el nuevo sistema.

Este desarrollo lleva ya algunos años e incluso el primer anuncio de implementación de una tarjeta SUBE completamente digitalizada ya había tenido lugar a fines de 2019, durante el último tramo del macrismo.

La aplicación ya existente del sistema SUBE para celulares permite a los usuarios consultar cuál es su saldo, cargar dinero a través de distintas aplicaciones de pagos y billeteras virtuales –Mercado Pago, Cuenta DNI y otras- y validar ese saldo en caso de que se cuente con NFC.

La nueva versión en la que trabaja el Ministerio de Transporte añadirá funcionalidades, entre las que la más importante es poder pagar directamente con el celular. “El objetivo de la SUBE Digital es generar una posibilidad más que permita abonar el transporte público”, explicaron a Infobae desde el ministerio.

Se estima que la implementación de la nueva app, que actualmente se halla en etapa de testeos, comenzará en 2022. Otras utilidades que se agregan a la aplicación incluyen la recarga automática y una notificación cuando quede poco saldo, entre otras. Por otra parte, la idea es que el sistema de pago en las terminales funcione totalmente offline.

Comunicación
El punto clave de esta nueva implementación es la tecnología NFC, sigla de near-field communication o “comunicación de campo cercano”. Este sistema permite el intercambio de información entre dispositivos que se hallen próximos, de modo que para pagar el boleto se deberá apoyar el celular directamente en la terminal del medio de transporte. La importante limitación es que en el mercado argentino están muy extendidos los celulares de gama baja y media por sus bajos precios: éstos, en general, carecen de chip NFC. Así que mucha gente deberá seguir con el plástico… o cambiar de dispositivo, si le interesa utilizar el nuevo sistema.

Actualmente, la tarjeta SUBE en la provincia de Buenos Aires funciona en Arrecifes, Bahía Blanca, Coronel Rosales, Junín, Mar del Plata, Necochea, Olavarría, el Partido de la Costa, Pergamino, Pinamar, San Nicolás de los Arroyos y Villa Gesell. Además, claro, de todas las localidades del Conurbano, donde primero se implementó el sistema, hace ya diez años.

De acuerdo a datos de Nación Servicios, dependiente del Banco Nación, y desarrolladora del sistema de tarjetas SUBE desde que se implementó el programa en 2009, actualmente se validan unos 18 millones de viajes por día y más de 800 mil usuarios realizan cargas de saldo a través de la aplicación para celulares ya vigente. Según esa compañía pública, se realizan y liquidan 800 millones de transacciones mensuales a 780 empresas.

Comentarios