Trabajadores reclaman respuestas a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo

Se manifestaron este miércoles desde distintos sectores. Federico Blanco, referente de un grupo de estibadores, apuntó que "las únicas respuestas que dan son con la falta de fundamentos" y agregó que "no contemplan las prestaciones psicológicas. El daño post traumático, para ellos no es una lesión".

Por Redacción

miércoles 25 de agosto, 2021

Trabajadores de distintos sectores se manifestaron frente a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, cortando el tránsito en Alberti 2275, entre Corrientes y Entre Ríos, en reclamo por la "falta de   respuestas y fundamentos" por parte del ente regulador.

"Estamos presentes estibadores, trabajadores nucleados en el gremio de Smata, trabajadores de Uocra, de Textilana y demás. Se trata de trabajadores que se ven en la obligación por ley de tramitar todo lo referente a lo que sea una enfermedad profesional o un accidente de trabajo", manifestó Federico Blanco, referente de un grupo de estibadores, en declaraciones a El Marplatense.

"En estos casos es obligatorio por Ley, que los trabajadores cuenten con una cobertura de las ART. Por otro lado, quien viene a auspiciar de ente regulador, que es la Superintendencia de Riesgos del Trabajo o el que atiende las quejas tanto de una parte, como de la otra, no da respuestas", afirmó.

"Las únicas respuestas que dan son con la falta de fundamentos. Esto es algo que se continúa repitiendo en el tiempo. Tenemos que recordar que en noviembre del año 2015, tuvimos que afrontar un acampe de 22 días por un capricho de un doctor, donde había un trabajador de la construcción que tenía un brazo amputado y por un error involuntario que se había cargado al expediente como una fractura expuesta, no se dictaminaba", detalló Blanco.

"Lamentablemente así es la forma en la que se manejan, modificando los relatos de los trabajadores, porque para varios médicos de Mar del Plata, los relatos de los trabajadores son dudosos y no tienen pruebas", remarcó

"A la hora en que la ART rechaza un siniestro, solamente basta el fundamento de que el empleador diga que desconoce que ocurrió el mismo y al trabajador para tramitar ese rechazo o hacer algún tipo de descargo o apelación se le piden todo tipo de documentos, dos testigos entre otras tantas pruebas que muchas veces uno se ve imposibilitado de obtenerlas", destacó el referente de los estibadores.

"Hay que tener en cuenta que detrás de cada trabajador hay una familia y nos supera la necesidad. Por este motivo muchas veces no nos podemos poner a elegir o pensar sobre que trabajo o empleador elegir. Nosotros trabajamos bajo relación de dependencia, tenemos 100% en blanco el sueldo y hacemos todos nuestros aportes", señaló.

"Nosotros no podemos estar pensando que nos van a dejar tirados, no podemos hacer 'futurología' como hacen ellos. Nosotros trabajamos conforme a la Ley, el tema es que lamentablemente es algo que viene pasando desde hace años", aseguró Blanco.

"Esto no es solo el problema de un sector, es un problema generalizado de varios sectores. Lo sufre mucha gente", afirmó.

"Tenemos el caso de un trabajador, Omar Peralta, que trabajaba en una empresa de colectivos, quien tramitó un expediente por 'divergencia en el alta', solicitando prestaciones psicológicas y psiquiátricas y no se la contemplaron. El presentó estudios de forma particular que indicaban todo lo contrario y así y todo no le otorgaron las prestaciones", subrayó Blanco.

"La Superintendencia de Riesgos del Trabajo no contempla las prestaciones psicológicas ni psiquiátricas. El daño post traumático, para ellos no es una lesión. Que un trabajador sufra una amputación no les genera ningún problema psicológico ni psiquiátrico", aseveró el representante de los estibadores.

"Ni hablemos de los hechos que puede llegar a sufrir un trabajador cuando se dirige a una rehabilitación, con todo el malestar que representa el tratar con los prestadores que contratan las ART", destacó.

"En este caso la 'bonita del baile', es la Clínica de la Fractura, que tiene un arco de sanación, que cuando uno baja la rampa del subsuelo automáticamente se cura. Si no alcanza con ese acto milagroso, aparece un mail, que manda un ente de Buenos Aires, que dice que el trabajador que está sentado en ese momento frente al doctor, no precisaba prestaciones, aunque no haya un estudio previo, un acta audiencia, revisión medica y demás", concluyó Federico Blanco.

Comentarios