Argentina-Brasil: Conmebol se metió y juegan todos a pesar de la denuncia sanitaria

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria exigió que los cuatro futbolistas regresaran a la Argentina. Los jugadores salieron para el estadio y no se perderán el partido.

Por Redacción

domingo 5 de septiembre, 2021

A pesar de que la Conmebol había dado luz verde para que Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía pudieran ser parte de la Selección en el partido que disputará este domingo, desde las 16 contra Brasil, por las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) exigió este domingo al mediodía que los cuatro futbolistas regresaran inmediatamente a la Argentina. Aseguraba que violaron las normas al falsear la declaración jurada en Migraciones al omitir que en los últimos 14 días estuvieron en Inglaterra. Sin embargo, la AFA, con respaldo de la entidad presidida por Alejandro Domínguez, se puso firme y los futbolistas no se perderán el encuentro.

El organismo le había dado aviso a la Policía Federal de Brasil para que tomara una determinación y lograra que los cuatro futbolistas que militan en la Premier League fueran apartados. De hecho, efectivos de esa fuerza llegaron en las últimas horas al hotel Marriott de San Pablo. Según pudo averiguar Clarín, la decisión de la AFA, por ahora, es seguir las recomendaciones de Conmebol.

Por eso, Martínez, Romero, Lo Celso y Buendía subieron al micro. Chiqui Tapia y compañía amenazaron con reclamar los puntos porque Brasil no cumplió con los acuerdos firmados para que entrara en vigencia una burbuja sanitaria. Y fue entonces cuando todo volvió a la normalidad.

"Los jugadores en cuestión declararon que no habían pasado por ninguno de los 4 países restringidos en los últimos 14 días. Los viajeros llegaron a Brasil en un vuelo procedente de Caracas/Venezuela con destino a Guarulhos. Sin embargo, han llegado a Anvisa noticias extraoficiales que informan de supuestas declaraciones falsas proporcionadas por dichos viajeros", decía el comunicado de Anvisa apuntando contra los cuatro integrantes del plantel que militan en la Premier League.

Y especificaba: "La Anvisa considera la situación un grave riesgo para la salud, por lo que aconsejó a las autoridades sanitarias locales que determinaran la cuarentena inmediata de los jugadores, a los que se les impide participar en cualquier actividad y se les debe impedir permanecer en territorio brasileño, en los términos del art. 11 de la Ley Federal nº 6437/77".

La recomendación de la autoridad sanitaria iba a contramano de lo que había determinado la Conmebol: la existencia de un pasillo sanitario que entró en vigencia desde la disputa de la Copa América en tierras brasileñas. Apenas enterados el sábado de esta situación, los dirigentes que están a cargo de la delegación argentina, Claudio Tapia y Jorge Miadosqui, se comunicaron con Asunción. Y Gonzalo Belloso, director de Desarrollo, se ocupó personalmente del tema.

“Nuestros torneos se juegan bajo una burbuja sanitaria que exceptúa a las delegaciones por 72 horas de hacer cuarentena. Las Eliminatorias Sudamericanas se disputan con el mismo modelo. Les avisamos a las autoridades brasileñas y a las CBF (Confederación Brasileña de Fútbol) que son los anfitriones y tienen que garantizar que se juegue el partido”, le dijo Belloso a Clarín.

Parecía resuelta la situación. Pero a horas del clásico de Sudamérica, Anvisa volvió a la cargar. Fueron unos pocos minutos de incertidumbre en el hotel donde se alojaba la Selección. La Conmebol volvió a zanjar a la cuestión y Lionel Scaloni contará con Martínez en el arco, Romero en la defensa y y Lo Celso en la mitad de la cancha.

Fuente: Clarín

Comentarios