“Tenemos que ganarle a los que tienen valores y conductas que nosotros no tenemos ni queremos tener”

Lo dijo el precandidato a senador provincial por el espacio de Facundo Manes, Ariel Martínez Bordaisco.

Por Redacción

jueves 9 de septiembre, 2021

El precandidato a senador provincial por el espacio de Facundo Manes, Ariel Martínez Bordaisco, habló del balance del escenario electoral a pocas horas del cierre de las actividades de campaña y del comienzo de la veda: “Se logró elaborar una propuesta muy seria, contundente desde la visión, innovadora en las propuestas y esperanzadora por la renovación de los liderazgos”, destacó.

-¿Cómo llega el frente Juntos a la interna en la Provincia?
Llega con discusiones más maduras y equilibradas. La irrupción de Facundo Manes rompió el statu quo y dejó claro que la coalición necesita ampliarse y crecer en volumen político y en diversidad. Antes del paso que dio Facundo se creía que las candidaturas estaban resueltas, hoy ese escenario cambió y es lo mejor que le pudo pasar a nuestro espacio.

-¿Cómo evalúa el recorrido de Manes en esta campaña?
Lo de Manes siempre fue en ascenso. A partir de la sorpresa inicial por su participación, logró consolidar una propuesta que es la única que propone un futuro distinto y expresa a partir de qué conceptos hay que lograrlo: educación para el desarrollo, innovación tecnológica y productiva, empatía con el dolor social y trabajar en las causas de los problemas estructurales y no solamente en los síntomas, que son emergentes de cuestiones más profundas. Yo no escuché a nadie más, ni siquiera dentro de nuestro espacio, que haga una propuesta así. Trabajar, trabajar y trabajar no es un proyecto. Escuchar tampoco, porque ahora hay que concretar respuestas distintas para salir de las preguntas de siempre. En la oferta electoral no hay nadie mejor preparado para lograr eso que Facundo Manes.

-Pero le achacan que no es un político, que no tiene experiencia…
La experiencia en sí misma no es un valor. Como dice la canción, ‘permanecer y transcurrir no siempre quiere sugerir honrar la vida’. Y con la política pasa lo mismo: haber estado antes, o siempre, no necesariamente es algo positivo. Facundo conoce el mundo, es un científico de prestigio internacional, que tiene una visión y que viene a ponerla en práctica. Lo más difícil es tener esa visión, de eso no hay mucho.

-¿Cómo será el día después de la elección, con el resultado puesto?
Será de construcción colectiva, sin dramatismos. Se le ponen muchos condimentos a la competencia interna, pero es algo extremadamente positivo para una fuerza política. Uno puede acordar en el diagnóstico, pero difiere en las líneas de acción. Entonces propone caminos distintos: el nuestro es el de la educación, el del conocimiento, es pensar en el mediano y largo plazo atendiendo las urgencias de hoy. Es establecer prioridades para empezar un camino que no va a terminar en noviembre, ni en 2023. Ahora, el adversario real es un modelo de país con el que no tenemos nada en común. Tenemos que ganarle a los que están enfrente porque tienen valores y conductas que nosotros no tenemos ni queremos tener. Que el árbol no tape al bosque.

-¿Cuál es el mensaje a los bonaerenses?
El primero, que vayan a votar. El kirchnerismo va a votar porque pone mucho en juego, y nuestro mensaje tiene que ser contundente. Si no votamos, no estamos expresando nuestro descontento, estamos permitiendo que ganen, y usen ese triunfo como si fuera una ratificación de rumbo. El segundo, es que tengan esperanza en que se pueden cambiar las cosas si se confía en liderazgos distintos. Con lo mismo de siempre vamos a ir a lo mismo de siempre. Es tiempo de comprometerse para que cuando quieran cerrar las escuelas, cuando hagan fiestas en medio del dolor ajeno, tengamos la fuerza para decirles que decidimos que en Argentina no hay más lugar para eso.

Comentarios