Jair Bolsonaro apuntó contra Lula en su discurso ante la ONU: “Brasil estaba al borde socialismo”

El presidente brasileño afirmó en su discurso ante la Asamblea General que quería ofrecer “una imagen de su país que los medios no muestran.

Por Redacción

martes 21 de septiembre, 2021

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, brindó su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas y afirmó que venía a mostrar la verdad de su país que no mostraban los medios, antes de señalar que al momento de llegada al poder "Brasil estaba al borde del socialismo", en un claro mensaje al ex presidente, Lula da Silva.

Como es costumbre, Brasil siempre abre los debates en la Asamblea General.

"Vengo a mostrar un país diferente al que es mostrado por los diarios" y demás medios de comunicación, dijo Bolsonaro al iniciar su discurso, tras las palabras inaugurales del jefe de la ONU Antonio Guterres.

Brasil estuvo a la "vera del socialismo" en el pasado, y el la actualidad "tiene un presidente que cree en Dios y valorar la familia"

El mandatario aseguró que su pais es favorable a las inversiones extranjeras y que realizará la subasta de la red de tecnología 5G. 

El mandatario, que arribó con un tapaboca blanco al Palacio de Cristal de la ONU junto a su esposa Michelle y su hijo, el diputado Eduardo Bolsonaro, defendió su política ambiental, invitando al mundo a visitar la Amazonia.

En un breve discurso, habló de las inversiones realizadas en energías renovables. Y se refirió a la pandemia, defendiendo "la relación entre médicos y pacientes" y rechazando las restricciones como la aplicación de pasaportes sanitarios.

Protestas en Manhattan

La estadía previa a su participación en la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York ha estado regada de conflictos: un camión con pantallas gigantes que muestran incendios en la selva amazónica paseó por toda la noche en Manhattan en repudio a la presencia del brasileño, mientras que se viralizó un gesto obsceno de su ministro de Salud.

"Media docena de acéfalos protestan sin saber lo que dicen, deberían vivir en un país socialista no en un país capitalista como este", dijo Bolsonaro al comentar una manifestación cerca de su hotel, en una publicación de Facebook.

Brasil estuvo a la "vera del socialismo" en el pasado, y el la actualidad "tiene un presidente que cree en Dios y valorar la familia"

El mandatario aseguró que su pais es favorable a las inversiones extranjeras y que realizará la subasta de la red de tecnología 5G.

El mandatario, que arribó con un tapaboca blanco al Palacio de Cristal de la ONU junto a su esposa Michelle y su hijo, el diputado Eduardo Bolsonaro, defendió su política ambiental, invitando al mundo a visitar la Amazonia.

En un breve discurso, habló de las inversiones realizadas en energías renovables. Y se refirió a la pandemia, defendiendo "la relación entre médicos y pacientes" y rechazando las restricciones como la aplicación de pasaportes sanitarios.

Protestas en Manhattan

La estadía previa a su participación en la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York ha estado regada de conflictos: un camión con pantallas gigantes que muestran incendios en la selva amazónica paseó por toda la noche en Manhattan en repudio a la presencia del brasileño, mientras que se viralizó un gesto obsceno de su ministro de Salud.

"Media docena de acéfalos protestan sin saber lo que dicen, deberían vivir en un país socialista no en un país capitalista como este", dijo Bolsonaro al comentar una manifestación cerca de su hotel, en una publicación de Facebook.

El único sin vacunar

Además, el mandatario brasileño es el único miembro del G-20 no vacunado en Nueva York, lo que le trajo problemas logísticos: por segundo día consecutivo debió comer en la vereda ya que la ley local exige el pasaporte de la vacuna para ambientes internos en bares y restaurantes.

El restaurante brasileño Fogo de Chao en Nueva York le armó de improviso un 'corralito' con rejas en medio su vereda para servirle al presidente un pedazo de picaña brasileña bien cocida, tal como contó el gerente.

El domingo había comido una pizza de parado con sus ministros como forma de esquivar la legislación del pasaporte de la vacuna neoyorquino.

"Si usted no se quiere vacunar, no necesita venir a la ciudad", dijo Bill Di Blasio, demócrata y crítico del presidente de Brasil por estar alineado al expresidente Donald Trump.

El negacionismo frente a la vacuna de Bolsonaro se hizo evidente en la reunión bilateral con el premier británico, Boris Johnson, quien luego de la reunión le dijo que la vacuna AstraZeneca era buena y que él mismo se había vacunado.

"Yo todavía no, tuve Covid y aún tengo anticuerpos", dijo Bolsonaro, quien anunció que sólo se vacunará después de que lo haga el último brasileño porque cree más en los anticuerpos generados por haber sido víctima que en la inmunización.

Fuente: Clarin

Comentarios