Visibilización del estado de bienes patrimoniales: "Falta gestión para evitar la decadencia que muestran"

Preocupados por el estado de deterioro y de preservación de numerosos inmuebles de valor patrimonial en Mar del Plata, diferentes entidades realizaron un importante encuentro abierto a la comunidad, frente al edificio donde funcionaba el histórico "Chateau Frontenac". Fernando Rizzi, Defensor del Pueblo de General Pueyrredón, manifestó que "si los perdemos, se verá muerto un pedazo de la historia de la ciudad".

Por Redacción

miércoles 22 de septiembre, 2021

Con la intención de realizar un llamado a propietarios y funcionarios, varias instituciones de la ciudad desarrollaron una jornada de visibilización del estado de los bienes de interés patrimonial de Mar del Plata, en Alvear y Moreno.

La misma contó con la participaron autoridades y vecinos frente al edificio donde funcionaba el histórico "Chateau Frontenac", que hoy se encuentra en estado de abandono.

El encuentro, congregado por Defensoría del Pueblo de la Municipalidad de General Pueyrredón, el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires Distrito IX, el Colegio de Profesionales de Turismo de la Provincia de Buenos Aires, la Asociación Marplatenses Defensores del Patrimonio Arquitectónico y Urbano, la Carrera de Turismo de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales UNMDP, la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la UNMDP, la Facultad de Arquitectura Universidad Atlántida Argentina y la Maestría en Gestión e Intervención del Patrimonio Arquitectónico y Urbano se presentó como una jornada abierta a toda la comunidad.

"Distintas entidades nos hemos unificado para dar un mensaje a la sociedad de una mirada atenta hacia el estado o falta de preservación de los vienes de interés patrimonial, de lo vienes que integran la historia y la identidad de Mar del Plata y que en muchos casos hoy están en ruinas", manifestó Fernando Rizzi, Defensor del Pueblo de General Pueyrredón, en diálogo con El Marplatense.

"En este caso nos hemos congregado en este lugar, porque este es uno de los ejemplos de lo que no debe pasar con los vienes patrimoniales. Esto se encuentra en absoluta decadencia. Hubo promesas y posibilidades de inversiones hace tiempo y la verdad no sabemos en que han quedado", afirmó.

"Por esto es que hacemos un llamado a todos los marplatenses a defenderlo y a cuidarlo como patrimonio común y hacemos a su vez un llamado a las autoridades y a los sectores económicos en la necesidad de que esto pueda tener alguna respuesta a futuro", subrayó Rizzi.

"Queremos que el Chateau, que Villa Marina en Sarmiento y Falucho, que Villa Titito en Santiago del Estero y Tres de Febrero, Las Brisas y los distintos vienes que hoy se encuentran en este estado, puedan tener una respuesta y una solución, porque en caso de perderlos, son vienes únicos e irrepetibles. Se verá muerto un pedazo de la historia de la ciudad", remarcó.

"Tiene que haber soluciones creativas e ingeniosas desde los estamentos públicos y privados. Los aportes económicos, el acceso a créditos o lo que fuere debe ser gestionado. Hace falta gestión para que esto no esté en la decadencia que está demostrando" aseveró Fernando Rizzi.

Por su parte Eduardo Agüero, presidente del Colegio de Arquitectos, sostuvo que "no hay que olvidar el patrimonio moderno. A la lista que mencionó Fernando Rizzi, podemos agregar un montón de vienes, como la Casa del Arroyo que por suerte se está poniendo en valor, el Hotel Alfar y demás. Mar del Plata no solo ha tenido la riqueza patrimonial de la Belle Epoque, sino que también ha sido beneficiada con obras modernas de enorme calidad".

"En general, lo que estamos pidiendo es un debate sobre lo que podemos hacer como ciudadanía para proteger de la mejor manera estos vienes que hasta ahora no hemos sido exitosos como sociedad para que esto llegue a buen puerto", aseguró.

Al ser consultado sobre si este tipo de lugares son siempre recuperables, Agüero señaló que "hay casos que directamente son ruinas. El Parador Ariston por ejemplo, con una exposición de clima marítimo sobre la costa sur de nuestra ciudad, es un lugar que merece una reconstrucción total".

"Tampoco hay que olvidar cuestiones de orden de seguridad pública. Nosotros tenemos un clima marítimo y esto puede generar en este tipo de construcciones, un peligro en la vía pública, con desprendimientos de materiales, tejados y demás", concluyó el titular del Colegio de Arquitectos.

Comentarios