Cayó en Mar del Plata un abusador de menores

El hombre, oriundo de Neuquén, estaba prófugo de la Justicia. Ya fue condenado por un caso y está acusado por otros hechos, todos contra niñas.

Por Redacción

lunes 27 de septiembre, 2021

Detuvieron en Mar del Plata a un neuquino abusador de menores que se encontraba prófugo de la Justicia. Había alquilado una habitación en un hostel bajo una identidad falsa. Ya fue trasladado a Neuquén capital, donde le dictaron prisión preventiva por 6 meses.

El abusador fue detenido por personal policial de Mar del Plata, a quienes les dio una identidad falsa. Sin embargo, un equipo de la Policía neuquina ya había llegado a la ciudad costera para recapturarlo y con la información necesaria para hacerlo. En ese sentido, según se informó, fueron determinantes la huellas digitales y los tatuajes. En todo momento, negaba ser el abusador de menores buscado por la Justicia neuquina.

El hombre, hace unos años, manejaba un comedor en el barrio Cuenca XV, tuvo una panadería y estuvo vinculado con la política neuquina. Primero lo denunciaron por el abuso de una nena y en el marco de ese juicio comprobaron que la hermana de la menor también había sido abusada. Las víctimas eran allegadas al abusador e incluso él era el padrino de una de ellas. Se trató de un abuso sexual con acceso carnal, por el cual lo condenaron a 4 años y medio de prisión. Sin embargo, impugnó la condena y se resolvió realizar un nuevo juicio. Pero antes de que esto sucediera, el imputado se fugó.

A raíz de este hecho, una vecina menor de edad contó que ella también había sido víctima del abusador. Este caso llegó a juicio y el hombre fue condenado a un año de prisión en suspenso por el delito de abuso simple.

También se logró determinar que la hija del abusador tenía signos de abusos sexuales de larga data. La nena, sin embargo, seguía viviendo con su papá y su mamá, ahora en Mar del Plata.

Una vida normal, en la costa bonaerense

Según se pudo determinar en el marco de la investigación, el abusador circulaba entre las localidades de Villa Gesell, Mar Chiquita (donde radicaría su madre) y Mar del Plata, donde se encontraba trabajando en una panadería, siempre con identidad falsa.

Previamente había estado trabajando en un restaurante. Lo llamativo es que no necesitó dar a conocer su identidad ni para conseguir alojamiento ni para entrar a trabajar a ninguno de los lugares en los que se desempeñó este último tiempo.

Con total impunidad, el abusador de menores trabajaba, viajaba, iba a la playa y andaba por las calles de la costa bonaerense.

Luego de su detención, el abusador fue trasladado a Neuquén capital, donde se lo notificó de uno de los casos que estaban pendientes y se espera que en breve se avance en la formulación de cargos. Además, se le dictó la prisión preventiva por el plazo de 6 meses.

 

Fuente: La Mañana de Neuquén.

Comentarios