Le reclaman a la Provincia la “urgente” reapertura de comedores escolares en Mar del Plata

Así lo solicitaron desde el interbloque de concejales de Juntos por el Cambio. Sugestivo silencio de los ediles K.

Por Redacción

martes 5 de octubre, 2021

Por Carlos Walker 

A través de un proyecto de comunicación, el interbloque de concejales de Juntos por el Cambio le reclamó a la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires la reapertura urgente de los comedores escolares del Partido de General Pueyrredon, que se encuentran cerrados desde marzo de 2020, generando “menoscabo a los derechos a la educación y al alimento de alumnas y alumnos” de este distrito.

En declaraciones a CNN Radio Mar del Plata, FM 88.3, la concejala de la UCR, Marianela Romero, manifestó su preocupación por “el cierre de los comedores escolares bonaerenses, y por consiguiente la supresión del derecho a la alimentación de alumnas y alumnos del Partido de General Pueyrredon”.

Ante el sugestivo silencio del bloque de concejales del Frente de Todos, la edil radical destacó que “los comedores escolares desempeñan una función nutricional y educativa importante, contribuyen a la adquisición de hábitos alimentarios y son marco de socialización y convivencia”.

“Existe evidencia de que las intervenciones ambientales que incorporan modificaciones en la composición de los menús ofertados en la escuela y en las políticas reguladoras son efectivas para fomentar la adquisición de hábitos alimentarios saludables entre los niños y niñas. El servicio de comedor se considera con una doble vertiente: servicio de alimentación y es, también, servicio de atención educativa antes y después”, añadió.

En la iniciativa legislativa, a la cual El Marplatense tuvo acceso, la concejal de la UCR subrayó que “la crisis aumenta la inseguridad alimentaria, es decir, las situaciones en que las personas no consumen lo suficiente para desarrollar una vida activa y sana. La inseguridad alimentaria es un fenómeno en ascenso, asociada a casos de subnutrición (insuficiente ingesta de alimentos para satisfacer las necesidades de energía alimentaria), de malnutrición (desequilibrio por deficiencia o exceso de energía y nutrientes ingeridos) e incluso de desnutrición (como consecuencia de la falta de ingesta de proteínas, calorías, energía y micronutrientes)”.

“En el terreno de la alimentación escolar, resulta una prioridad garantizar el acceso a los menús, el mantenimiento y la continua mejora de su calidad. Teniendo en cuenta que desde que se inició la pandemia la asistencia alimentaria se volcó a la entrega de bolsones y la suspensión de los comedores escolares”, agregó.

“Hace dos meses se aprobó un protocolo que permitió dar desayuno y merienda a los chicos que estaban concurriendo a la escuela y que aún no se ha implementado la apertura de los comedores en tiempos donde ya se cuenta con una presencialidad plena. En el Partido de General Pueyrredon, los comedores escolares municipales están abiertos y brindando el servicio correspondiente desde que se habilitó el protocolo”, manifestó Romero, quien consideró: “Esta situación de desigualdad genera un daño en aquellos estudiantes que hoy no pueden tener acceso a este servicio fundamental, que se hace aún más necesario en estos tiempos de crisis por los que atraviesa nuestro país”.

Comentarios