Los “Pandora Papers”: una bomba de millones de dólares con fuertes repercusiones políticas

A través de 11,9 millones de registros filtrados se describe cómo los ricos ocultan sus fortunas en paraísos fiscales.

Por Redacción

miércoles 6 de octubre, 2021

Los titulares tronaban: el rey de Jordania amasó 100 millones de dólares en propiedades ocultas, incluyendo casas en Malibú, California, Londres y Washington. Una supuesta amante del líder de Rusia consiguió comprar de forma encubierta una residencia de lujo en Mónaco. El presidente de la República Checa, un cruzado contra la corrupción, adquirió en secreto una finca en la Riviera francesa.

Las revelaciones del informe Pandora Papers, una colaboración del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y de medios de comunicación asociados como The Washington Post y The Guardian, empezaron a resonar a través y más allá del mundo financiero de los ricos y poderosos, casi inmediatamente después de que los autores empezaran a publicarlos el domingo.

¿Qué contienen los Pandora Papers?

El informe (el nombre de Pandora procede del mito griego sobre una caja sellada que contiene los males del mundo) se basó en lo que sus autores describieron como 11,9 millones de registros filtrados de 14 empresas del sector de los servicios financieros offshore, que describen cómo los ricos ocultan sus activos. Más de 600 periodistas de 117 países trabajaron en este informe.

¿En qué se diferencia de los Panama Papers de 2016?

Los Pandora Papers establecieron vínculos de la actividad offshore con más del doble de políticos y funcionarios públicos que los Panama Papers, un informe incriminatorio sobre la industria bancaria offshore publicado por el consorcio periodístico hace cinco años.

Los Pandora Papers incluyen información sobre más de 330 políticos y funcionarios públicos de más de 90 países y territorios, entre los que se encuentran 35 ex líderes y actuales de distintos países.

¿Cómo ocultan el dinero los ricos?

Un sector próspero de la industria de los servicios financieros se especializa en ayudar a los clientes acaudalados a ocultar sus activos y minimizar legalmente los impuestos que, de otro modo, deberían pagar. Estas ventajas se consiguen a través de un par de métodos básicos, construidos en torno a los principios de propiedad encubierta y baja regulación.

Ocultar el patrimonio es una especialidad que ofrecen paraísos fiscales como Panamá, Dubai, Mónaco, Suiza y las Islas Caimán, al igual que algunos estados estadounidenses como Dakota del Sur y Delaware.

La propiedad secreta de viviendas y otros activos puede encubrirse mediante sociedades anónimas, es decir, empresas que no están obligadas a identificar a sus propietarios.

En algunos países, no existen requisitos normativos para identificar y registrar a los denominados beneficiarios efectivos de los bienes, es decir, las personas que se benefician directamente de una propiedad aunque el nombre de otra persona figure como propietario.

El uso de esta laguna en la titularidad efectiva permite a los verdaderos propietarios ocultarse tras capas de registros legales que pueden ser difíciles o imposibles de desentrañar: el propietario de la empresa A puede ser identificado como la empresa B, y el propietario de la empresa B puede ser identificado como la empresa C, y así sucesivamente.

¿Por qué es esto legal?

Muchas personas adineradas pueden tener razones válidas para proteger legalmente la divulgación de sus activos: para protegerse de socios sin escrúpulos o de intentos de extorsión, por ejemplo, o para asegurar la herencia a sus descendientes.

Pero los defensores de una mayor transparencia financiera dicen que se abusa del sistema, que es vulnerable a la corrupción y que está hecho para la codicia. Gran parte del sector de los servicios financieros offshore no está regulado o se autorregula. Algunos de los banqueros, auditores y contables que trabajan en el sector son antiguos funcionarios que conocen las lagunas del sistema.

"Los Pandora Papers revelan el funcionamiento interno de lo que es el mundo financiero en la sombra, proporcionando una ventana a las operaciones ocultas de una economía global en paraísos fiscales", dijo la Comisión Independiente para la Reforma de la Fiscalidad Internacional de las Empresas, un grupo de defensa con sede en París que recibió el informe.

Afirmó que el sistema "permite a algunas de las personas y multinacionales más ricas del mundo ocultar su riqueza y, en algunos casos, pagar pocos o ningún impuesto".

¿Por qué es importante?

El informe se publicó en el contexto de una brecha cada vez más aguda entre ricos y pobres en el mundo, agravada por la pandemia, que ha aumentado el resentimiento emocional por los privilegios de los ricos en muchos países.

Las revelaciones también pueden tener un efecto político, incluso en países donde los líderes tienen una responsabilidad limitada ante el público, como Rusia, que tiene un líder autoritario, y Jordania, que es una monarquía. Este tipo de informes ofrece a la opinión pública información y conocimiento de sus líderes que la estructura política le niega, y puede ser políticamente perjudicial.

El Presidente de Rusia, Vladimir Putin, no es mencionado directamente en el informe Pandora, pero fue vinculado por sus asociados, a activos en Mónaco, incluida una casa adquirida por una mujer rusa que, según se dice, tuvo un hijo con él. El vocero de Putin calificó a las conclusiones como infundadas.

El rey Abdullah de Jordania fue acusado de utilizar empresas ficticias registradas en el Caribe para adquirir 15 propiedades en Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países. Su oficina dijo que el rey había utilizado su propio patrimonio personal para comprarlas.

"No creo que esto sea el fin de Vladimir Putin, no nos dejemos llevar", dijo Gary Kalman, director de la oficina estadounidense de Transparencia Internacional, una organización que vigila la corrupción financiera en todo el mundo. "Pero creo que los líderes de estos países, el rey Abdullah y otros, se preocupan por su reputación", dijo Kalman en una entrevista telefónica.

Para el rey Abdullah especialmente, dijo, los jordanos saben ahora que "ha gastado dinero en propiedades en Malibú y Georgetown, mientras que en Jordania no tienen suficiente dinero para proporcionar servicios básicos. Eso se ve muy mal".

Para los líderes que hicieron campaña con promesas de reducir la corrupción -como los de Pakistán, República Checa y Kenia, por ejemplo- estar incluidos en el informe Pandora es sumamente embarazoso.

"En cualquier país, hay un punto de inflexión, en el que la gente se enfada y se molesta", dijo Lakshmi Kumar, director de políticas de Global Financial Integrity, un grupo de investigación con sede en Washington sobre flujos financieros ilícitos y otros tipos de corrupción. "Ya estamos ahí, en muchos de estos países".

¿Cuáles son las perspectivas para acabar con estas prácticas?

Kumar y otras personas dijeron que esperaban que el informe Pandora acelerara la acción para reforzar la normativa financiera internacional, frenar la evasión fiscal y restringir severamente las formas en que los ricos pueden ocultar sus activos. Una de las principales conclusiones del informe, dijo, es la complicidad de los banqueros a la hora de ayudar a sus clientes más acaudalados.

"Cuando uno es tan rico y busca una forma creativa de ocultar dinero, no puede hacerlo solo", dijo. "Necesitas una red de profesionales que te ayuden. Esta gente suele estar destinada a salvaguardar el sistema financiero".

Fuente: Clarin

Comentarios