A pesar de la recuperación del empleo, los niveles continúan más bajos que en la prepandemia

“El impacto más grande se dio en la disminución de puestos de trabajo asalariados no registrados y cuenta propia", manifestó Eugenio Actis Di Pascuale, director del Grupo de Estudios del Trabajo .

Por Redacción

miércoles 13 de octubre, 2021

Con el objetivo de analizar la situación en el mercado laboral durante el segundo trimestre de 2021, desde la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Nacional de Mar del Plata, el Grupo de Estudios del Trabajo realizó el Informe Sociolaboral N°34 del Partido de General Pueyrredon, bajo la dirección de Eugenio Actis Di Pascuale.

InfoSociolabSep2021

En esta última edición llevaron adelante un balance respecto al impacto de la pandemia por COVID-19 sobre las principales variables macroeconómicas, la evolución del empleo registrado a nivel nacional, el análisis de las tasas básicas y complementarias de mercado de trabajo a nivel local y nacional y el porcentaje de personas que viven en hogares cuyos ingresos se encuentran bajo la línea de pobreza.

Di Pascuale, en diálogo con un portal de noticias, explicó que analizaron los indicadores de mercado y trabajo al segundo trimestre del 2021, “comparando interanualmente con el segundo trimestre de 2020, que fue el momento en el cual se estableció el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Por lo tanto, la recuperación en los distintos indicadores es sustantiva, hay incrementos en el nivel de empleo y disminución de la desocupación”.

Sin embargo, si bien ha habido una recuperación producto de la comparación con cifras donde había un mayor confinamiento por una medida de política sanitaria, “los niveles alcanzados al segundo trimestre del actual año se encuentran por debajo del que tenían durante la pre pandemia. Aún queda nivel de empleo por recuperar”, indicó.

Al mismo tiempo, el director del proyecto confirmó que la composición del empleo también se ha ido modificando. Durante gran parte del año pasado, a partir del segundo y tercer trimestre, “el impacto más grande se dio en la disminución de puestos de trabajo asalariados no registrados y cuenta propia. A partir de este año, la recuperación que se fue dando nos muestra que estaría empujada por trabajadores por cuenta propia, es decir, aquellas personas que hayan perdido su puesto de trabajo en relación de dependencia, ya sea formal o informal, utilizan como refugio una actividad por cuenta propia”.

En cuanto al análisis de la presión general en el mercado de trabajo, es decir, el conjunto de ocupados y desocupados que buscan empleo, “en los segundos trimestres se viene manteniendo constante desde el 2018 hasta la actualidad. Aún cuando hace un año atrás la cantidad de ocupados demandantes había caído por debajo del 4% y la tasa de desocupación se había disparado al 26%, la suma nos daba alrededor de un 30%. Actualmente, tenemos que hay un 18% de ocupados demandantes y una tasa de desocupación del 11.6%, por lo que la presión general nos da del 29.9%. Vemos que la presión del mercado de trabajo continúa”, concluyó Di Pascuale.

Fuente: Portal Universidad.

Comentarios