Piden 30 años de cárcel para un pai umbanda acusado de abusar de sus hijas

La fiscalía solicitó que el hombre sea condenado por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por tratarse de dos víctimas menores de edad y por ser su progenitor.

Por Redacción

miércoles 13 de octubre, 2021

La fiscalía  que interviene en el juicio a un pai umbanda acusado de haber violado a sus dos hijas cuando eran menores de edad, pidió que el hombre sea sentenciado a 30 años de prisión.

Andrea Gómez, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº4, solicitó que el imputado, de 69 años, sea condenado por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por tratarse de dos víctimas menores de edad y por ser su progenitor.

El pedido fue realizado ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 marplatense, en una única audiencia en la que se desarrolló la apertura del juicio, se exhibieron testimonios de las víctimas en Cámara Gesell y se presentaron los alegatos de cierre de las partes.

Gómez dio por acreditado que el acusado, quien estuvo presente en el juicio, abusó sexualmente en reiteradas oportunidades de sus dos hijas, al menos entre diciembre de 2013 y el mismo mes de 2014.

La defensa particular del acusado, por su parte, pidió ante los jueces Pablo Viñas, Facundo Gómez Urso y Juan Galarreta la absolución, y de manera subsidiaria la pena mínima prevista por el delito imputado.

El tribunal informó, tras el cierre de los alegatos, que el veredicto y la sentencia se darán a conocer el próximo 25 de octubre.

Tras la audiencia, el imputado fue trasladado a la Unidad Penal 15, donde cumple prisión preventiva.

La fecha original para el comienzo del juicio al acusado era el 6 de noviembre de 2016, pero en ese momento se dispuso una reprogramación, ya que el hombre argumentó a través de un defensor que no podía trasladarse por cuestiones de salud hacia Mar del Plata desde su lugar de residencia en Termas de Río Hondo, Santiago del Estero.

Casi un año después, el 3 de octubre de 2017, tampoco se presentó como estaba previsto en los tribunales marplatenses para el inicio del proceso, por lo que la Justicia ordenó su detención y notificó la resolución a la Policía Federal, a la Dirección Nacional de Migraciones y otras áreas del Estado.

A partir de la difusión pública de su imagen, solicitada por la fiscalía en septiembre de 2019, Acosta fue reconocido días después por un vecino de Yonopongo, un paraje del sudeste de Tucumán, en la comuna de León Rougés, departamento de Monteros.

Su detención permitió a la Justicia marplatense concretar el juicio, tras el reinicio de la agenda de debates interrumpida por la pandemia de coronavirus.

Comentarios