Quita del impuesto inmobiliario: la hotelería consigue un ansiado respiro

"Tanto el gobierno municipal como el provincial se abrieron al diálogo y fue de gran ayuda para el sector", dijo el vicepresidente 2do de la Asociación Hotelera de Mar del Plata, Eduardo Palena, sobre la eximición del TSU y el proyecto de ley que se analizará en la Legislatura.

Por Redacción

jueves 14 de octubre, 2021

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires eximirá del pago del impuesto Inmobiliario a más de 7.500 hoteles, hospedajes, campings y alojamientos, con el objetivo de reactivar el sector del turismo. La medida, claro está, tiene un importante impacto en Mar del Plata dado que es la plaza con mayor cantidad de comercios dedicados a ello.

Tal es así, que desde la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica (AEHG) de General Pueyrredon, expresaron su satisfacción por esta medida.

"En el último período tuvimos muy buenas noticias dentro del sector. Nos dieron la exención del TSU  por otros seis meses del estado municipal, logramos que nos escuche el gobierno provincial, que va a enviar una ley a la legislatura para que se condone el impuesto inmobiliario de toda la pandemia. Esto es muy importante ya que hablamos de montos muy grandes", manifestó el vicepresidente 2°, Eduardo Palena, en diálogo con El Marplatense.

"Cuando uno no tiene ingresos se hace muy difícil. Ningún hotel lo había pagado, pero un hotel 5 estrellas paga 16 millones de pesos anuales. Son números muy gruesos que sin ingresos son imposible solventarlos", explicó el referente del sector.

Y destacó: "Tanto el gobierno municipal como el provincial se abrieron al diálogo y fue de gran ayuda para el sector".

A su vez, en el marco de necesidades para reactivar definitivamente,  Palena indicó que "estamos pidiendo renovación de créditos. Con la pandemia priorizamos los salarios. Por ello no hemos pagado impuestos y un montón de cosas quedaron en deuda, tomamos créditos con los bancos que no se han podido cumplir, por lo que pedimos que se pueda renegociar para pagar las cuotas como si recién lo hubiéramos adquirido".

Por último, la hotelería no está exenta de lo que está ocurriendo en la gastronomía y los taxis, respecto a la falta de personal: "Mucha gente se dedicó a otra actividad. No hay personal formado, nos cuesta mucho cubrir los puestos que nos están faltando. Con el sindicato estamos en esa tarea de formar gente", cerró.

 

Comentarios