Al menos 32 muertos en atentado en mezquita chiita en Afganistán

Ocurrió en la ciudad de Kandahar. Se produce una semana después de un ataque suicida con bomba contra fieles en Kunduz.

Por Redacción

viernes 15 de octubre, 2021

Al menos 32 personas murieron y 53 resultaron heridas tras una serie de explosiones ocurridas el viernes en una mezquita chiita en la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán.

Todavía no se conoce el origen de la explosión, que se produce una semana después de un ataque suicida con bomba en una mezquita chiita de la ciudad de Kunduz, en el norte del país, que fue reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI).

"Treinta y dos cadáveres y 53 heridos fueron trasladados a nuestro hospital hasta el momento", dijo un médico del hospital central de Kandahar. Un primer reporte había informado de siete muertos y una quincena de heridos, y un segundo de 16 muertos y 32 heridos.

Un testigo afirmó a la agencia de noticias AFP que escuchó tres explosiones: una en la puerta principal de la mezquita, otra en el aérea sur, y la tercera en el lugar donde los fieles se lavan.

Otro testigo señaló también que tres explosiones sacudieron la mezquita Fatemieh -ubicada en el centro de ciudad- durante la oración del mediodía del viernes, que suele ser el rezo más concurrido pues ese día es la jornada de descanso semanal para los musulmanes.

"Estamos entristecidos al enterarnos de que se produjo una explosión en una mezquita de la hermandad chiita en el primer distrito de la ciudad de Kandahar, en la cual un número de nuestros compatriotas fue martirizado y herido", tuiteó el portavoz del ministerio del Interior, Qari Sayed Khosti.

"Las fuerzas especiales del Emirato Islámico (nombre que dan los talibanes a Afganistán) llegaron al área para determinar la naturaleza del incidente y llevar a los responsables ante la justicia" agregó el portavoz.

Imágenes difundidas en las redes sociales, cuya autenticidad no pudo ser verificada de inmediato, mostraban varios cadáveres sobre el suelo de la mezquita.

Hace una semana, el Estado Islámico-Khorasan (EI-K) reivindicó un atentado contra una mezquita chiita de Kunduz que dejó al menos 60 muertos. Se trató del ataque más mortífero perpetrado desde que las tropas estadounidenses abandonaran el país el 30 de agosto.

El EI-K es rival del movimiento islamista de los talibanes, aunque ambos pertenecen a la mayoritaria rama sunita del Islam.

Los chiitas representan cerca del 10% de la población afgana. Muchos de ellos son hazaras, un grupo étnico que ha sido perseguido por décadas en el país.

Fuente: Clarin

Comentarios