Secundaria N°12: una escuela que padece inseguridad constante

A raíz del violento robo ocurrido el pasado miércoles en el barrio Autódromo, la comunidad educativa protestó en las puertas de la institución y realizará otras medidas de fuerza durante la próxima semana. "Las soluciones son todos parches", advirtieron desde el establecimiento.

Por Redacción

jueves 21 de octubre, 2021

Como tantos barrios periféricos, y no tanto, Autódromo vive momentos complicados en torno a la inseguridad. Hace días, el director del CENS 464, que funciona en las instalaciones de la Escuela Secundaria 12, sufrió un violento robo, que pudo haber terminado en tragedia.

Esta situación puso aún más en alerta a la comunidad escolar y al barrio entero porque no fue un hecho aislado, sino que vienen sufriendo robos y actos de vandalismo de manera casi constante.

De hecho, Ernesto Uriondo, docente de la Escuela 12 detalló que "lo que le sucedió al director del CENS 464 se veía venir, era posible que sucediera. Hay un domo ahí que no sé si funciona, faltan luminarias y no hay ningún tipo de seguridad presente que pueda disuadir cualquier acción de este tipo".

El fundamento de esta probabilidad que se basa en que "fue un hecho de inseguridad que se venía denunciando en torno a la escuela, que han sufrido un montón de actos de vandalismo, entre ellos ruptura de vidrios, robo de calefactores, ruptura del medidor de luz e instalaciones eléctricas", indicó el docente en diálogo con el programa Hora 12, que se emite por CNN Radio Argentina (FM 88.3).

Por la tarde de este jueves se concentraron en la escuela donde el director sufrió el violento robo para visibilizar hacia el resto de las comunidades. Y Uriondo advirtió que "en el transcurso de la semana haremos acciones del mismo tipo, buscando soluciones sin señalar a nadie".

"Cómo un docente va a volver en las mismas condiciones a la presencialidad y salir, sabiendo lo que le puede ocurrir. Igualmente esto es algo que atraviesa toda Mar del Plata, aunque más radicalizado en los barrios periféricos", dijo sobre el hecho ocurrido el miércoles.

"Hemos presentado solicitudes de cobertura de estas necesidades y hasta el momento no ha pasado nada. Cuando se rompió el medidor de la luz, la solución fue ponerlo en altura. Y cuando ingresaron a la escuelas por las ventanas, se tapiaron. Entonces las soluciones son todos parches. Esto nos preocupa y nos angustia", sentenció el docente.

Comentarios