Bonelli: "Si no desaparece la grieta, no se van a resolver los problemas de Argentina"

El reconocido periodista estuvo este sábado en Mar del Plata para celebrar los 35 años de su programa "Sábado tempranísimo" y analizó en una entrevista con El Marplatense la actualidad política del país.

Por Redacción

sábado 23 de octubre, 2021

El periodista Marcelo Bonelli celebró este sábado en Mar del Plata los 35 años de aire ininterrumpidos de su programa "Sábado tempranísimo", que se emite por Radio Mitre y tuvo una edición especial desde la ciudad.

Tras el programa, Bonelli dialogó con El Marplatense y analizó la actualidad política del país.

-¿Cuáles fueron sus primeras impresiones del debate de candidatos?

-Primero, algo muy importante: se hizo el debate. Los políticos de la Provincia de Buenos Aires se rehusaban al debate y este fue el primero. Yo creo que eso es muy importante, que hayan estado frente a la gente. Quizás cuando ya se hace lo tomás como algo natural y no fue así, fue un gran esfuerzo de a dos voces y todo noticias. Trabajamos varios meses, pero también fue muy importante que los políticos estuvieron y no pusieron ningún tipo de traba, eso creo que es muy positivo. 

También es muy positivo el debate en el sentido de que se puede ver a los candidatos debatir, dialogar, hablar, eso te transmite un lenguaje que va más allá de lo que dicen. Me parece que cada uno fue a hacer su juego, por ejemplo Santilli y Tolosa Paz intentaron salir a confrontar porque quieren polarizar lo máximo posible porque a ellos le conviene tratar de absorber votos, por ejemplo a Santilli los votos de Hotton y a Tolosa Paz los votos de Randazzo. 

Después hubo otro eje que fue la pelea de Del Caño con Espert. Porque ni bien son ideologías totalmente antagónicos, uno ultra liberal y el otro ultra de izquierda, están disputando el voto bronca, el voto que no tiene ideología pero que busca un candidato para manifestar la bronca al gobierno y a la oposición mayoritaria. 

Después me parece que Randazzo, que no entró en la confrontación, fue a buscar eso, mostrarse como una alternativa a la polarización. No participó mucho en los cruces, pero creo que fue una estrategia buscada para mostrarse como ' nosotros somos la alternativa, tenemos proyectos', bueno habló de los 20 proyectos. 

Es difícil en un debate de seis, que también es difícil de conducir, lo ideal sería uno contra uno, me parece que cada uno fue a jugar un rol y es difícil decir quién ganó o quién perdió. Todos estuvieron bien en algunos puntos y mal en otros. 

-¿Considerás que los ciudadanos indecisos que no fueron a votar en las PASO tuvieron las respuestas que necesitaban?

-Por parte de Tolosa Paz terminó el minuto final pidiendo que fueran a votar, o sea que fue dirigido a ellos. En un debate, en un minuto y medio, es difícil explicar el plan para combatir la inseguridad o el plan inflacionario, es muy difícil. Yo creo que en un minuto y medio en el derecho a réplica, en los 100 minutos que fueron de debate, las ideal centrales se pueden presentar. Creo que en ese sentido la gente después va a decidir, lo que nosotros decimos, la gente los escucha, los ve, ve cómo interactúan y de alguna manera la gente después decide si acompaña a uno o no. 

-¿Entonces más gente va a participar en las elecciones generales?

-Yo creo que sí, va a haber más participación y que no solo por el debate sino porque hay un gran esfuerzo sobre todo del gobierno de la Provincia de Buenos Aires y del gobierno nacional de ir a buscar a los que no fueron a votar. 

-La situación económica siempre fue atada a la política, ¿cree que las elecciones dan lugar de especulación? Teniendo en cuenta de que la inflación trepó de la mano del dólar 

-Lo que pasa es que a veces se hace 'uy subió el dólar, subió el índice de precios'. No, esas son consecuencias de medidas, son como barómetros, como mediciones. Son consecuencias de estrategias económicas que para mi son erradas. Vos podés ser de izquierda, de derecha, del centro, ortodoxo o heterodoxo, pero en cada caso tenés que tener un plan coherente. Yo creo que en el caso del gobierno minimizo el tema de la inflación y está aplicando medidas, no desde ahora desde fines del año pasado, que ya fracasaron. Entonces por qué si esas medidas fracasaron en el pasado van a funcionar ahora? 

En el caso puntual de estos días, yo creo que por un lado el gobierno tiene una contradicción enorme porque expande y genera inflación con la emisión monetaria, con el gasto público, con el aumento de costo de las empresas y por otro lado quiere congelar y retrotraer los precios, una gran incoherencia. Esa gran incoherencia yo creo que se percibe como que el resultado va a ser malo, y cuando el resultado se percibe malo, y antes de un periodo electoral la gente tradicionalmente se refugia en el dólar porque es una reserva de valor. Además hay una gran incertidumbre sobre lo que va a pasar el 15 de noviembre con todos estos problemas, o sea, hacia donde va a ir el gobierno. Yo comentaba que hice una serie de consultas con banqueros del exterior, porque digo que los que viven afuera ven las cosas con una perspectiva que nosotros no tenemos, y lo que se ve es que el problema no es económico porque hay técnicas económicas que vos podes arreglar o encaminar. El problema es político, quién toma la decisión, y no se sabe en Argentina. Eso le mete incertidumbre enorme a los problemas económicos. 

Si el congelamiento funciona, ojalá funcione porque estaríamos todos mejor, generaría un aumento del consumo. Porque se retrotraen los precios, entonces tu salario tiene más poder adquisitivo y vas a comprar más. Lo que pasa es que hay una gran duda de que funcione o puede funcionar unos meses y después, como todas las cosas, si uno tiene unos kilos de más vos te ponés el cinturón y un día se te rompe, entonces eso puede pasar con la economía. El gobierno tiene que bajar la inflación, que además no es un tema de este gobierno, viene de la época del último gobierno de Cristina donde fraguaban los índices. Creo que la inflación estaba en el 30% que es una enormidad, con Macri en el 2018 fue 42%, 53% en el 2019, 42% el año pasado con Alberto, 50 y pico ahora. Lo que llama la atención es que ningún gobierno, lo menciono a Macri porque son gobiernos antagónicos, ningún gobierno se dedica a resolver la inflación. Vos parás la inflación y aumentan los salarios reales, si aumentas los salarios, aumenta el consumo y si aumenta el consumo aumenta la actividad económica. Es un circulo virtuoso y hoy estamos en un círculo vicioso porque hay inflación, caen los salarios, cae el consumo, cae la actividad económica. 

-¿Cómo ves a Mar del Plata de cara a las elecciones generales?

-No tengo mucha información, pero me parece que hay una consolidación por lo que pasó en las PASO del oficialismo, de Juntos. Yo como turista o visitante circunstancial la veo muy bien a Mar del Plata, pero una cosa es ser turista y otra cosa es vivir. Yo creo que Mar del Plata tiene los problemas social, de trabajo, inseguridad, que tiene toda la República Argentina y toda la provincia. 

Por los resultados que hubo, Juntos sacó más del 50%, me parece muy difícil que el oficialismo de la Provincia, es decir el Frente de Todos, pueda revertir. 

-¿Crees que la grieta política y ciudadana tendrá algún final o los temas preponderantes marcarán aún más esta división?

-Mirá si no desaparece la grieta, no se van a resolver los problemas de la Argentina. Los problemas de Argentina no son solo económicos, son judiciales, educativos, sanitarios. Son medidas que tienen su costo político tomarlas para encaminar el país. Son medidas que por ahí al inicio no son nada populares, pero que a largo plazo podrían mejorar las condiciones. Y si no hay consenso es imposible tomar esas medidas, yo creo que la grieta es una de las peores cosas que se viven. También se vive de forma individual, amigos, familiares que se pelean por la grieta, es una cosa de locos. Pero más allá de ese tema, que creo que se está superando, yo considero que hay que gobernar y tomar decisiones por consenso. Porque si vos ganás una elección por un punto, o sea 51al 49, sí ganaste la elección porque hiciste grieta, porque hiciste el Boca - River, pero al otro día tenés que gobernar y necesitás por lo menos una parte de la oposición que te acompañe o tenga una mirada contemplativa. Entonces, mientras exista la grieta es muy difícil solucionar los problemas. 

Hace un rato comentabas sobre las diferencias políticas entre Alberto y Cristina, ¿hay una grieta dentro del peronismo?

-Sí, el peronismo logró unirse para las elecciones, fue una gran jugada de Cristina de Ponerlo a Alberto Fernández y además tenía una imagen de conciliador, anti grieta, que fue parte de su discurso y la gente lo acompañó. Pero esa fórmula Alberto - Cristina que fue exitosa para ganar la elección es malísima para gobernar porque se contradice continuamente. 

 

Comentarios