Radiografía de Honduras, un país clave del Triángulo Norte que define su futuro en las urnas

A una semana de las elecciones que definirán el nuevo gobierno y la composición del Congreso hondureño, un equipo de DEF viajó al país centroamericano para tomar el pulso de la situación. ¿Cuál es el panorama actual y los retos que enfrenta esta nación de 9,5 millones de habitantes que busca dejar atrás décadas de sufrimiento?

Por Redacción

sábado 20 de noviembre, 2021

Enclavada en el Triángulo Norte de Centroamérica, una región que supo tener las tasas de homicidios más altas del planeta, la República de Honduras intenta dejar atrás años de violencia y desigualdad. Las graves dificultades socioeconómicas y la falta de oportunidades, que han sumido en la pobreza a más de dos tercios de la población, llevaron a más de un millón de hondureños a elegir la vía de la emigración, principalmente hacia EE. UU. Además de sufrir el impacto de la pandemia, la situación del país centroamericano se agravó por el embate de dos huracanes tropicales que lo azotaron a fines de 2020.

En el plano político, las elecciones del próximo 28 de noviembre marcan un punto de inflexión, después de ocho años de gobierno de Juan Orlando Hernández, cuya figura ha polarizado la política hondureña. El candidato del Partido Nacional (oficialista) es el actual alcalde municipal de Tegucigalpa, Nasry “Tito” Asfura, conocido popularmente como “Papi a la Orden”. Los otros dos principales postulantes, en unos comicios que se definen por simple mayoría en una sola vuelta, son Xiomara Castro, esposa del expresidente Manuel Zelaya y candidata de la Alianza con el Pueblo; y el empresario Yani Rosenthal, del Partido Liberal, quien regresó al país en 2020 luego de cumplir una condena de tres años por lavado de dinero en EE.UU.

UNA ECONOMÍA QUE BUSCA SALIR A FLOTE

La pandemia del COVID-19 y el impacto de los huracanes Eta e Iota, que azotaron el país en noviembre de 2020, significaron un mazazo para la economía hondureña. El PBI se retrajo un 9% durante el último año; en tanto que el índice de pobreza, que estaba en el orden del 70% en 2020, podría llegar al 75% este año. Según el último informe de la Comisión Económica de América Latina (Cepal) sobre el panorama social de la región, Honduras es el país que presenta la segunda mayor tasa de pobreza extrema, con el 26,1%, solo superado por Haití. Y, de acuerdo con los indicadores del Banco Mundial, el tamaño de la clase media de Honduras (18%) se encuentra entre los más pequeños de la región.

La economía informal sigue siendo la mayor generadora de empleo del país, al dar sustento al 58% de la población económicamente activa. Se trata de un mercado “de bajos ingresos, concentrado en unidades económicas de pequeño tamaño y, especialmente, en los sectores donde más fuerte golpea la crisis”, sostiene la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en un reciente informe sobre el impacto del COVID-19 en Honduras.

En su informe “Resiliencia empresarial: factor clave para la recuperación económica”, publicado en mayo pasado, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) advierte que, en el sector formal de la economía, “las empresas hondureñas son extremadamente vulnerables a una amplia gama de conmociones y factores de estrés, desde el crimen y la extorsión hasta los eventos climáticos y meteorológicos extremos”. Para encarar la etapa de recuperación, señala la UNAH, es necesario que las autoridades diseñen, en conjunto con el sector privado, un “plan integral de rescate” que contemple “incentivos fiscales, crediticios, acceso a mercados, innovación tecnológica y acompañamiento gerencial, de tal forma que se puedan alcanzar de manera sostenible los niveles de producción y empleo anteriores a la crisis del COVID-19″.

Por lo pronto, el Banco Central estima que el producto bruto interno (PBI) hondureño crecerá entre un 8% y un 9% en 2021 y un 4% en 2022. El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) es menos optimista y proyecta un crecimiento de entre el 4,2 y el 4,5% para este año y de entre el 3,8% y el 4% para 2022. ¿Qué es lo que más preocupa al sector privado? En respuesta a DEF, el titular de la COHEP, Juan Carlos Sikaffi, se refirió al tardío inicio del proceso de vacunación, que recién se puso en marcha en junio de 2021 y que involucró al sector privado en un acuerdo con el Instituto Hondureño de la Seguridad Social (IHSS). Instó, además, a las autoridades a “superar los atrasos en el proceso de rehabilitación de infraestructuras básicas en el valle de Sula, que se vieron afectadas por huracanes”, y apuntó al “clima de incertidumbre que genera el período electoral” actual.

Fuente: Infobae

Comentarios