Alarma por las fiestas clandestinas en la zona norte de Mar del Plata

Lo denunciaron desde la oposición. Presentaron un pedido de informes en el HCD.

Por Redacción

viernes 3 de diciembre, 2021

A través de un proyecto de comunicación, el bloque de concejales del Frente de Todos le solicitó al Ejecutivo local que brinde explicaciones sobre la “actuación del estado municipal respecto de actividades ilegales de esparcimiento nocturno y expendio ilícito de mercadería llevadas a cabo en barrio Faro Norte” durante el año 2021.

Además, se le reclamó al gobierno de Guillermo Montenegro que “realice las acciones necesarias para realizar efectivo control, prevención y sanción de este tipo de actividad ilegal en el barrio Faro Norte, a fin de dar respuesta a la preocupación de vecinos y vecinas y preservar la seguridad en la zona”.

En la iniciativa, a la cual El Marplatense tuvo acceso, se destacó “la necesidad de realizar controles efectivos de fiestas realizadas en forma clandestina y garantizar el resguardo de vecinos y vecinas que se ven perjudicados por este tipo de eventos realizados en zonas residenciales y fuera del marco normativo vigente”.

En ese contexto, se alertó que “vecinos denuncian que se realizan fiestas y actividades ilegales en un domicilio particular ubicado en la intersección de las calles Navarra y Castro Barros, en el barrio Faro Norte, que además tendría expendio de mercadería símil kiosco en una de las ventanas, durante las 24 horas”.

"El domicilio en cuestión es identificado por las vecinas y vecinos por tener un sauce en la vereda, y una lona azul grande que divide el patio. El municipio tiene todas las herramientas legales y administrativas necesarias para intervenir activamente en sanción de esta actividad ilegal, bregando por el respeto de las normas vigentes y la protección de la comunidad de manera integral”, añadieron desde el kirchnerismo.

Y afirmaron que “este tipo de actividades no sólo incurre en faltas al marco normativo vigente, sino que se convierte en potencial riesgo para vecinos y vecinas en tanto se vincula con hechos violentos y delictivos en las inmediaciones del lugar”. “Los vecinos del lugar han denunciado que del domicilio ubicado en la calle Castro Barros y Navarra donde se realizan actividades de esparcimiento nocturno de manera ilegal han salido quienes inmediatamente propiciaron delitos de robo y violencia contra los propios vecinos”, agregaron.

A continuación, puntualizaron que “conocimos el caso de un joven que fue blanco de una golpiza luego de que un grupo de personas en un auto gris, que salía del domicilio mencionado, lo asaltara con arma de fuego para robarle mientras se dirigía a tomar el transporte público para ir a su trabajo, y que incluso llegaron a gatillar dos veces sin que salieran los disparos”.

“Se trata de una zona residencial, en la cual los vecinos no pueden descansar o realizar sus actividades habituales debido a los ruidos que padecen; pero, además, y teniendo en cuenta los antecedentes, manifiestan que se ven afectados en términos de seguridad en la vía pública”, sostuvieron.

Agregaron que “existen reglamentaciones y normativas para locales de esparcimiento nocturno que se estarían viendo vulneradas con este tipo de actividad en domicilios particulares. El estado municipal debe intervenir activamente para impedir que este tipo de prácticas se lleven a cabo. A partir de las condiciones que impuso la pandemia por el Covid-19, utilizamos la figura de fiestas clandestinas para aquellas actividades de esparcimiento nocturno que incurrían en infracción de los protocolos sanitarios”.

“Es necesario que el Estado intervenga en el control de este tipo de actividades por el riesgo sanitario que implicaban, resulta necesario advertir que este tipo de “fiestas” en domicilios particulares no infringen actualmente normas sanitarias pero sí están fuera del marco regulatorio de actividades de esparcimiento nocturno, y generan un perjuicio para vecinos y vecinas de zonas residenciales. Por citar un perjuicio evidente, este tipo de actividades ocasiona ruidos molestos”, remarcaron desde la oposición.

Y sentenciaron que “el estado municipal es el principal agente territorial capaz de llevar a cabo controles de este tipo de actividades y hacer efectiva la aplicación de la normativa vigente”.

En la iniciativa, el bloque K pide detalles puntualmente sobre:

-Denuncias recibidas por fiestas ilegales en domicilio ubicado en la esquina de Castro Barros y Navarra.
- Si hubo constatación de actividades de esparcimiento nocturno y expendio de mercadería de manera ilegal en el domicilio ubicado en Castro Barros y Navarra y/o zonas linderas.
- Si hubiera, sentencias condenatorias dictadas por los tribunales de faltas.
- Si hubiera, número de sanciones efectivamente ejecutadas.

Comentarios