Grave denuncia por violencia contra el titular del Sindicato de Relojeros y Joyeros

El dirigente José Juan Páez está acusado de amenazas, maltrato y acoso a una empleada de la organización.

Por Redacción

lunes 13 de diciembre, 2021

Una trabajadora del Sindicato de Relojeros y Joyeros (SURJA) denunció por  al secretario general de la organización José Juan Páez, por violencia de género.

Marcela Cariña Agüero, la denunciante, realizó una exposición ante entes nacionales, el INADI y la Comisaría Vecinal 5A de la Ciudad de Buenos Aires

El Secretario General está acusado por de "hostigamiento e intimidación". Según la denuncia, el sindicalista comenzó con "agresiones y amenazas" luego de una reunión de comisión directiva de la Obra Social de Relojeros, Joyeros y Afines.

Allí la empleada del gremio mostró diferencias con Páez, que también preside la OSRJA. Fue durante el mes de septiembre cuando Agüero, en una votación a mano alzada, expresó su disconformidad con el dirigente.

"En ese mismo momento empezó a increparla llegando hasta la agresión física a través de empujones hacia la compañera", relataron a Mundo Gremial.

Luego del episodio "las agresiones y amenazadas continuaron a través de llamadas telefónicas a su línea personal y recibió en su domicilio un paquete de dudosa procedencia el cual Agüero se negó a recibir por cuidar su seguridad personal y la de su familia".

Días después a la trabajadora le dieron licencia por maltrato psicológico y a su regreso al lugar de trabajo para seguir con tareas administrativas le prohibieron el ingreso.

"Ahí comenzó otra etapa del maltrato , se encontró con su clave de acceso bloqueada, sus pertenencias personales desaparecieron y sus compañeros no podían dirigirle la palabra, quedando demostrado en esta situación que parece ser una costumbre de la persona que dirige esta obra social hacer abuso de poder con sus empleados", remarcaron.

Compañeros de la denunciante creyeron el maltrato y acoso por parte de Páez  " esto comenzó hace mucho tiempo siempre haciendo abuso de poder hacia la persona de Marcela con tareas administrativas que se le otorgaban sin que le corresponda a su área, cubriendo tareas por falta de personal los cuales fueron despedidos durante la pandemia, pagándole sueldos más bajos a los que corresponden al convenio laboral».

Además agregaron que existen otros casos de abuso y acoso hacia otros trabajadores y «"que no se animan a denunciar por temor a vivir la misma situación que atraviesa Marcela".

 

Comentarios