Estados Unidos promete más presencia militar en Asia para contener a China

Desde Indonesia, el secretario de Estado norteamericano Antony Blinken dijo que la administración de Joe Biden adoptará "todos los instrumentos" disponibles, incluyendo la diplomacia, las fuerzas armadas y la inteligencia para apoyar a sus aliados y socios.

Por Redacción

martes 14 de diciembre, 2021

Estados Unidos reforzará sus relaciones militares y económicas con sus aliados en Asia para contrarrestar la creciente presencia de China en el Indo-Pacífico, dijo el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken.

En un discurso en Indonesia durante su primera gira por el Sudeste Asiático, Blinken dijo que el Gobierno del presidente Joe Biden está comprometido con mantener la paz y la prosperidad en la región.

Estados Unidos planea lograr este objetivo reforzando sus alianzas tradicionales, forjando nuevas y garantizando que sus Fuerzas Armadas mantengan allí su "ventaja competitiva", agregó.

“Las amenazas están cambiando, así que nuestro enfoque de seguridad debe cambiar también. Para hacerlo, nos recostaremos sobre nuestra mayor fortaleza: nuestras alianzas y asociaciones", dijo Blinken en su discurso en Yakarta, la capital indonesia.

"Adoptaremos una estrategia que entrelace todos los instrumentos de nuestro poder nacional -diplomacia, Ejército, inteligencia- con los de nuestros aliados y socios", incluyendo vincular las industrias de defensa de Estados Unidos y Asia, señaló.

Más tarde, Blinken firmó una serie de tres acuerdos con su par de Indonesia, entre ellos uno que extiende hasta 2026 un pacto de cooperación marítima que prevé mayores maniobras navales conjuntas, informó la cadena CNN.

El jefe de la diplomacia estadounidense dijo que su país no intenta forzar a nadie a elegir entre Estados Unidos y China ni busca conflictos con China.

Sin embargo, presentó una larga lista de quejas en torno a lo que describió como "acciones agresivas de Beijing" desde el noreste al sudeste de Asia y hasta las islas del Pacífico.

En Beijing, el vocero de la Cancillería china Wang Wenbin dijo que las declaraciones de Blinken mostraban que Estados Unidos se contradice cuando "exagera la llamada amenaza china por un lado mientras asegura que no busca conflictos con China por el otro".

Wang criticó a Estados Unidos por “enviar frecuentemente barcos y aviones de guerra a la región para mostrar su fortaleza y causar problemas".

Durante su gira por el Sudeste Asiático, que lo llevará asimismo a Malasia y Tailandia, Blinken declaró también que su país quiere garantizar "la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán", punto neurálgico de las tensiones entre Estados Unidos y China.

China reclama a Taiwán como parte del país, y ha prometido recuperar la isla, incluso por la fuerza si fuera necesario.

Por otro lado, el jefe de la diplomacia de Estados Unidos dijo además que su país presionará a Myanmar para que "cese la violencia indiscriminada, libere a los detenidos injustamente y restaure el camino a una democracia inclusiva".

Myanmar, un país del Sudeste Asiático, está inmerso en el caos desde que el Gobierno civil de Aung San Suu Kyi fue depuesto en febrero por un golpe militar.

Con la gira, Blinken busca poner de relieve la creciente importancia de Asia en la política exterior de Washington, en momentos que su gobierno enfrenta varias otras crisis, de Irán a Rusia.

Las relaciones entre Estados Unidos y China se han deteriorado por numerosos temas como ciberseguridad y supremacía tecnológica, además de la situación de derechos humanos en China. Pero Rusia también busca influir en la región.

Después de conversar el lunes con Blinken, el presidente indonesio Joko Widodo, se encontró con el secretario del Consejo de Seguridad, Nikolai Patrushev, un alto cargo ruso.

El responsable ruso ha viajado a Indonesia para negociar una "asociación estratégica" entre los dos países, que será firmada por los jefes de Estados ruso e indonesio el año próximo.

Comentarios