Bienes Personales: el oficialismo impuso su proyecto para bajar el impuesto y ahora vuelve al Senado

Con 127 votos a favor y 126 en contra, avanzó el dictamen del Frente de Todos que agrega modificaciones al texto ya aprobado en el Senado. Para ser ley, la Cámara Alta lo tiene que volver a tratar.

Por Redacción

martes 21 de diciembre, 2021

Después del tironeo político entre el oficialismo y la oposición, el Frente de Todos consiguió, por un voto, aprobar su proyecto de modificaciones a la suba del mínimo no imponible de Bienes Personales. Ahora, para convertirse en ley debe volver a ser tratado en el Senado, que ya se comprometió a hacerlo el 29 de diciembre.

Con tres ausencias de JxC que terminaron siendo clave, la iniciativa obtuvo 127 votos a favor del oficialismo, la Izquierda, el santacruceño Claudio Vidal (bloque SER) y el Interbloque Provincias Unidas, que reúne a misioneros, rionegrinos y un neuquino.

En contra hubo 126 votos: de JxC, el riojano Felipe Alvarez (bloque SER), los cuatro liberales -entre ellos Javier Milei y José Luis Espert- y el Interbloque Federal -integrado por los cordobeses de Juan Schiaretti, Florencio Randazzo, Graciela Camaño, y Alejandro "Topo" Rodríguez, entre otros. Ellos querían aprobar sin cambios el dictamen que venía del Senado y que, paradójicamente, había sido impulsado por el propio kirchnerismo.

El proyecto mantiene los tres puntos básicos del texto original del senador Carlos Caserio, que había sido votado por unanimidad en la Cámara Alta: eleva de $ 2 a 6 millones el mínimo no imponible para personas y de $ 18 millones a $ 30 millones para inmuebles que son casa-habitación. Además, establece una actualización anual automática de ese piso por inflación. Esto beneficiaría a 500 mil contribuyentes.

Ese texto, tal cual, es el que la oposición de Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal querían votar y convertir en ley este mismo martes.

Pero el oficialismo, en post de contener el impacto fiscal, planteó cambios y logró el apoyo necesario para imponer los nuevos artículos que suben las alícuotas para los mayores patrimonios y agrega el porcentaje extra para bienes en el exterior, disposición que actualmente está vigente pero que vence el 31 de diciembre a raíz de la caída del proyecto de Presupuesto.

"A nuestro juicio el proyecto tiene un elevado costo fiscal y no tiene herramientas para corregirlo", planteó Carlos Heller, presidente de la comisión de Presupuesto y único orador por el Frente de Todos.

Y detalló los retoques: "Para morigerar el impacto de ese costo fiscal vamos a proponer aumentar la alícuota para los patrimonios que superan los $ 100 millones, que son alrededor de 16 mil contribuyentes. Pagarían 1,5 % en vez de 1,25% actual".

Además, en el debate en comisión y por pedido de Itaí Hagman (FdT) se agregó una extensión de la alícuota a 1,75% para patrimonios mayores a 300 millones.

Por último, se incorporó la claúsula actualmente vigente que mantiene un 2,25 % de alícuota sobre bienes en el exterior, pero que iba a caer a fines de diciembre junto con el final del ejercicio fiscal.

La oposición argumentó que no aceptaba los cambios porque se oponen a cualquier incremento de impuestos.

​"Vinimos a bajar impuestos, no a subirlos, y ese fue nuestro compromiso frente a la ciudadanía. El texto de ustedes hace eso, aumenta alícuotas", planteó el radical de Evolución, Alejandro Cacace.

"Los que se van son los de alto patrimonio y esa estampida perjudica al fisco. Cuando usted dice 'quiero que la traigan' lo que genera es que se vayan y esto está pasando. Seguir cazando en el zoológico en un país ahogado no es opción", planteó Luciano Laspina (PRO).

El Interbloque Provincias Unidas que había acompañado al resto de la oposición para obligar el tratamiento del proyecto, justificó su apoyo al texto modificado del oficialismo.

"No somos oficialistas pero tampoco oposición. Pudimos discutir este tema porque los partidos provinciales votamos para discutirlo. No vemos mal que un pequeño grupo, que son los que más tienen y los que tienen fondos en el exterior puedan pagar un poquito más. Si se aprueba, Neuquén, por ejemplo recupera $1200 millones para obras, educación y cajas de jubilación", destacó Rolando Figueroa, diputado neuquino del Interbloque Provincias Unidas.

Se trata de un impuesto que es coparticipable con las provincias en más del 50 %. Según explicitó Heller, si el texto se aprobaba tal cual había sido diseñado en el Senado, el impacto fiscal sería de más de 31 mil millones. Con la "compensación" del incremento de tasas en los que más tienen, "tiende a ser neutro".

​La Izquierda -que hasta ahora se había mantenido afuera en la discusión- también decidió acompañar al oficialismo. "Este impuesto mediante la inflación ha sido transformado en una enorme confiscación a la clase media. Eso mientras las acciones no pagan y los grandes capitalistas tampoco porque tienen sus bienes en sociedades especiales de resguardo de valor muy habitualmente en paraísos fiscales", declaró Romina Del Plá.

El proyecto de suba de Bienes Personales impulsado por Caserio había sido aprobado por unanimidad en el Senado en noviembre, dentro del paquete de proyectos de alivio fiscal anunciado días después de la derrota del oficialismo en las Primarias. No había sido coordinado con Economía, que alertaba sobre el impacto fiscal. En Diputados había quedado freezado desde ese entonces, hasta que la oposición se unió y mocionó, la semana pasada, para obligar al oficialismo a tratarlo.

Fuente: Clarín.

Comentarios