¿Qué hacer para combatir la caída del cabello?

Para atacar la debilidad del cuero cabelludo es necesario complementar varias técnicas. Qué dicen los especialistas.

Por Gimena Rubolino

miércoles 22 de diciembre, 2021

La caída y debilidad del cabello puede deberse a varios factores: paso de los años, factores hereditarios, genética, estrés, desorden hormonal, postparto, etc.

La doctora Adriana Raimondi, especialista en Dermatología y estética agrega “las dietas hipocalóricas, la enfermedad tiroidea, ciertos medicamentos y al déficit de hierro son otras causas que predisponen la caída”.

En la actualidad se ofrecen muchos avances que ayudan a combatirlo pero es importante combinar varias acciones para obtener éxito en el tratamiento.

El tratamiento debe ser completo

Para frenar la caída del pelo y estimular su crecimiento el tratamiento debe incluir comprimidos orales (recetados por un profesional), un shampoo con activos específicos para el tratamiento de la alopecia y la asistencia regular al gabinete en donde se pueden emplear distintas técnicas como mesoterapia capilar, electroporación, alta frecuencia y masajes.

La mesoterapia capilar consiste en un tratamiento de bioestimulación, que a través de pequeñas inyecciones, indolora subcutáneas activa biológicamente las células capilares revirtiendo la miniaturización del folículo y aumentando el espesor y el crecimiento del cabello.

Este procedimiento previene la caída del cabello, nutre el cuero cabelludo, promueve la regeneración capilar y estimula el crecimiento capilar.

El plasma rico en plaquetas en el cuero cabelludo es un tratamiento indicado para frenar la caída del cabello y estimular la regeneración capilar.

“Se realiza inyectando las propias plaquetas del paciente, luego de la extracción de sangre y su centrifugado. También puede realizarse en el rostro y el escote” explica la doctora.

Coronavirus y caída del cabello

La doctora Adriana Raimondi explica que “frente a una situación de estrés se altera el ciclo natural del cabello”.

El viejo pelo que había detenido su crecimiento en el momento de la enfermedad, se cae entre los dos y cinco meses después. Es el período que necesita el folículo piloso para arrancar de nuevo la formación del nuevo pelo. Es un fenómeno importante y masivo” destaca la especialista.

Este tipo de pérdidas de pelo suelen ser temporales y reversibles ya que no hay ninguna afectación definitiva del folículo piloso” agrega.

Cuidados básicos que ayudan

Desde el Instituto Argentino del Cabello recomiendan:

  • Aplicar el shampoo con la palma de la mano y masajear en forma circular.
  • Colocar el acondicionador en largos y puntas. Dejar actuar entre 2 y 5 minutos y enjuagar.
  • Al secarlo nunca refregarlo con la toalla para evitar dañar las fibras capilares.
  • Evitar los alisados, decoloraciones, planchita y secador.
  • Llevar una alimentación equilibrada y completa.

Comentarios