Suma más rechazos la posición de Montenegro sobre la explotación petrolera

"Perder ingentes recursos para Mar del Plata y la zona por oposición apriorística cegada y estimulada por la demagogia gubernamental local es una barbaridad", dijo el exsenador provincial Lucas Fiorini quien sumó su voz a la par de funcionarios del gobierno Nacional y de quienes iniciaron las gestiones oportunamente.

Por Redacción

jueves 6 de enero, 2022

Sobre el cierre del año, el Gobierno habilitó la explotación petrolera en tres zonas que se ubican frente a las costas de Mar del Plata. Así lo confirmó mediante la Resolución 436/2021, publicada este jueves en el Boletín Oficial.

El Gobierno Nacional avanzó con la denominada “Campaña de Adquisición Sísmica Offshore Argentina”, que estaba siendo analizado desde hacía varios meses y fue criticada por agrupaciones que luchan contra el cambio climático. Las autorizaciones aplican para el proyecto de adquisición sísmica en áreas de exploración off shore “CAN 100″, “CAN 108″ y “CAN 114″, ubicadas en la Cuenca Argentina Norte, y presentado por Equinor en sociedad con YPF y SHELL.

CAN 100 Y 108 se encuentran ubicadas a 307 km frente a la costa de la Ciudad de Mar del Plata, y CAN 114 a 443 km.

Así las autoridades nacionales concluyeron la “suspensión de plazos del procedimiento de evaluación de impacto ambiental” de esta iniciativa y aprobaron el proyecto de la empresa noruega Equinor, la cual “deberá dar estricto cumplimiento a los términos del Plan de Gestión Ambiental”.

El tema despertó la polémica rápidamente y en Mar del Plata se realizó una marcha y concentración organizada por la Asamblea por un Mar Libre de Petroleras se convocó para marchar este martes en contra de la instalación de petroleras en la costa bonaerense. La cita fue en la Rambla y de allí se movilizaron hacia el Municipio, donde luego se observaron pintadas y destrozos.

Este jueves, el gobierno Nacional puso firme su decisión de avalar el decreto del Presidente Alberto Fernández, con la palabra del Ministro Kulfas: "Estamos absolutamente a favor del desarrollo de la actividad petrolera off shore con todos los resguardos ambientales necesarios", dijo el titular de Desarrollo Productivo.

La polémica sigue su curso y se suman voces que marcan una disonancia con la posición que tomó el intendente Guillermo Montenegro. Funcionarios del gobierno del presidente Mauricio Macri salieron a cuestionarlo: "lamento por el intendente de General Pueyrredon, que hable de un tema que no conoce. Acá estamos oponiéndonos al desarrollo”, dijo en diálogo con "Le doy mi palabra", el programa de Alfredo Leuco, Juan José Aranguren.

Y en esa línea se sumó en las últimas horas Javier Iguacel, funcionario que continuo las gestiones en el gobierno de Mauricio Macri. “La explotación va a estar a más de 300km. Imposible verla y que impacte negativamente en Mar del Plata. Argentina lleva perforados casi 200 pozos en el mar y una explotación que tiene más de 30 años que está en Tierra del Fuego, osea que no es algo nuevo", dijo en diálogo con la FM 99.9 de Mar del Plata.

Quién además sumó voz crítica con la negativa del intendente Montenegro fue el senador provincial (MC) Lucas Fiorini, impulsor del partido vecinal local Crear. 

"Es increíble y sumamente preocupante la rapidez superficial con que se expresaron en contra de la posibilidad del desarrollo energético off shore en el mar argentino las máximas autoridades políticas de nuestra ciudad", dijo en sus redes sociales.

"Cultores del endiosamiento del marketing, nunca con la cabeza y el corazón puesto en la gestión seria y honesta, salieron a posicionarse en una postura facilista que puede entenderse en adolescentes ideologizados pero no debiera primar en quienes ocupan lugares importantes de responsabilidad pública, pues el progreso de una comunidad y la difusión de ideas preconcebidas en la población a la que confunden y llenan de temores infundados es también producto de lo que siembran los gobernantes", agregó el ex concejal.

Para Fiorini, "casi pareciera que militan el miedo al crecimiento que requiere con urgencia General Pueyrredon para dar respuesta efectiva al problema de parálisis socioeconómica que sufrimos con el consecuente corolario de pobreza y desempleo estructural que lamentablemente nos caracteriza".

"Un conservadurismo que siga inmovilizando a nuestra ciudad nos mantendrá en la inercia decadente de los últimos tiempos", dijo Fiorini y agregó: "Perder ingentes recursos para Mar del Plata y la zona por oposición apriorística cegada y estimulada por la demagogia gubernamental local es una barbaridad".

Según el exlegislador, "para no hablar en redondo, invito a leer los serios informes que se han publicado sobre esta cuestión, incluyendo los trabajos profesionales de marplatenses que explican con altura las oportunidades que se abren, además de escuchar la voz de quienes en nuestro propio parque industrial tienen empresas de punta vinculadas a esta veta productiva".

"Comparto a continuación el informe del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG) por su concisa claridad, y esperemos que inspire a ambientalistas foráneos y dirigentes banales a presentar argumentos antes que imágenes tuneadas, estudios en vez de frases hechas y diálogo serio que supere las grietas del subdesarrollo", cerró Fiorini.

COMUNICADO DEL INSTITUTO DEL PETRÓLEO Y EL GAS

El 30/12 se aprobaron los permisos para realizar estudios del subsuelo en tres áreas del Mar Argentino, debido a la posibilidad de hallar gas y petróleo. Como instituto técnico dedicado a los hidrocarburos y a la energía en general creemos necesarias algunas aclaraciones.

Lo primero, es que se trata de una iniciativa del Estado Nacional y no de empresas extranjeras que vienen a “saquear” un recurso local. Es el propio Estado el interesado en el desarrollo del recurso e invita al sector privado a participar, como ocurre en la mayoría de los países.

Entre las compañías concesionarias, hay de capitales extranjeros, pero también de capitales locales, como YPF; de capitales estatales y también privados y mixtos. Todas operarán bajo las mismas condiciones.

Pero, además, esto no es nada nuevo. La Argentina busca hidrocarburos en su mar desde hace más de 90 años. Desde entonces, se han perforado 187 pozos en el lecho marino y se han producido algunos hallazgos de interés, sin incidentes ambientales significativos.

Por ejemplo, desde hace décadas existe producción de gas en pozos marinos de la Cuenca Austral (Tierra del Fuego y sur de Santa Cruz). Y, de hecho, el 17% del gas que producimos en el país (y que se relaciona con tu consumo) viene hoy de 36 pozos operativos en el mar.

Esto es muy importante, porque más de la mitad de la energía que consume la Argentina es gas natural. Incluso en tu casa, la calefacción y la cocina utilizan este insumo, que es, por lejos, el más limpio de los combustibles fósiles. El 70% de la electricidad también se produce con gas.

Durante el más de medio siglo de búsqueda en lecho del Mar Argentino se ha utilizado la “sísmica” como técnica exploratoria. Sólo entre 2017 y 2020 se registraron unos 120.000 km de sísmica en el Mar Argentino, pero la técnica se usa en nuestro mar desde fines de los 50.

En las costas bonaerenses, por caso, se han registrado desde 1960 unos 50.000 km de sísmica y se perforaron 18 pozos; el último en 1997, algunos de ellos relativamente cercanos a la costa. ¿Ocurrió algún desastre ecológico? La respuesta es un rotundo NO.

Por ejemplo, las poblaciones de ballenas no han dejado de crecer en los últimos 50 años. Y hay que decir que se salvaron de una casi segura extinción, cuando las ciudades comenzaron a iluminarse con querosene (derivado del petróleo), en lugar de aceite de ballena.

La actividad pesquera enfrenta problemas propios relacionados con la presión sobre el recurso. Nada tiene que ver la actividad hidrocarburífera. Países que son potencias pesqueras, como Noruega, tienen desarrollos intensivos de gas y petróleo en el mar.

Entonces, ¿cuál es la diferencia con lo que se acaba de aprobar y genera tantas inquietudes?

Por empezar, por primera vez el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible participa en la aprobación de los estudios de impacto ambiental.

Esto incluye la realización de una audiencia pública, que se llevó a cabo a mediados de 2021, con la participación de cientos de personas.

Segundo: existe una embestida sin precedentes en contra de los hidrocarburos, que hoy representan la mitad del consumo mundial de energía. No es cierto que en el corto plazo puedan ser reemplazados con energías renovables. Y la demanda energética va en aumento.

Hoy no existe prácticamente ningún país en el mundo cuya matriz energética no tenga un mínimo de 70% de combustibles fósiles. Mucho menos, si hablamos de países industrializados. Y casi todos queman carbón mineral, el más contaminante de los combustibles fósiles.

Países muy populosos y en desarrollo, en especial en Asia, basarán este crecimiento en el carbón mineral. Los hidrocarburos, con su menor nivel de emisiones (muy especialmente, el gas natural) tienen un rol importante que cumplir allí.

La creencia de que las llamadas “energías limpias” son la solución al problema es un mito, divulgado en forma irresponsable. Estas fuentes son valiosos complementos, pero con serias limitantes técnicas e impactos ambientales de los que no se habla.

El primero es la intermitencia. No hay forma de garantizar aún el abastecimiento solo a base de energías renovables. Y esto supone un límite concreto a su abastecimiento a gran escala. No hay un solo ejemplo en el mundo de un país “renovable” en su matriz primaria.

El Sol y el viento contienen energía renovable. Pero los paneles solares y los aerogeneradores no lo son. Por ejemplo, requieren la intensificación de actividades extractivistas y no renovables, como la minería.

Y dado que básicamente se genera electricidad, sería necesaria la electrificación de todos los servicios (transporte, calefacción, cocina) y la construcción de grandes redes de transporte y distribución (basadas en el cobre, que no es renovable).

¿Quién financiaría esa costosísima transición? Nunca se dice ¿Vas a cambiar tu calefón por uno eléctrico? ¿Tiene sentido en Argentina, que emite apenas el 0.6% de los gases de efecto invernadero y más de la mitad de su población hoy se encuentra bajo la línea de pobreza?

Una novedad: será la primera vez que las operaciones se hagan en aguas profundas y ultraprofundas; es decir, se llevarán a cabo en zonas muy alejadas de la costa, a cientos de kilómetros, en donde el mar puede alcanzar profundidades de hasta 4000 metros.

Decir que las operaciones se harán en las costas bonaerenses es relativo y hasta tendencioso. El punto más cercano a Mar del Plata, de hecho, son 307 kilómetros, tan lejos de la localidad balnearia como Brandsen, por ejemplo. Nadie en Mar del Plata verá plataformas ni petróleo.

Las operaciones implican tecnología de punta, controles, protocolos, estudios de impacto ambiental, y más controles. Cientos de plataformas en todos los mares del mundo generan el 30% del petróleo a nivel mundial. Los incidentes son cada vez menos y de menor importancia.

Hablar de bombardeos acústicos, del fin de la vida en el Mar Argentino y de “ciento por ciento de posibilidades de derrames” es pseudociencia, y solo demuestra el escaso nivel técnico científico y la irresponsabilidad de quienes difunden este tipo de información.

Los países más proteccionistas del mundo (Canadá, Australia, Holanda, Noruega, etc.) tienen actividad offshore por los beneficios que reporta. Y no prohíben: regulan. En Noruega, por ejemplo, la actividad convive con la pesca el turismo y la vida marina desde los años 60.

Brasil es otro ejemplo: desarrolla intensivamente sus recursos de hidrocarburos en el mar desde hace 50 años. ¿Conocés a algún argentino al que no le guste ir a la playa en Brasil? ¿Más ejemplos? México y las paradisíacas playas del Mediterráneo o Medio Oriente.

Lo último: los beneficios de la actividad impactarán positivamente y de lleno en la economía del país y, en especial, de una ciudad como Mar del Plata. De producirse un hallazgo, incontables actividades entre bienes y servicios se pondrán en marcha.

Ejemplos sobran a nivel mundial. Pero a modo de muestra: para el Estado de Río de Janeiro, en Brasil, la extracción de hidrocarburos en el mar representa un mayor ingreso en el producto bruto, que el turismo.

Por eso, no dejes que te asusten con imágenes tremendistas y consignas chatarra. Los permisos para explorar el Mar Argentino son una muy buena noticia. Tenemos que conocer nuestros recursos, si queremos defenderlos y aprovecharlos.

Y si producto de esa exploración se produce un hallazgo, la noticia será buena multiplicada a la enésima para el país y, en especial, para Mar del Plata.

Comentarios