La marplatense que "unió el cáncer con el diseño"

Florencia Haider tiene 27 años, es diseñadora de modas y la creadora del primer corpiño para mujeres con cáncer de mamas no ortopédico.

Por Redacción

domingo 16 de enero, 2022

Por Bárbara Benitez 

"Pensé unir el cáncer con el diseño", resaltó Florencia Haider, la diseñadora de indumentaria marplatense que creó un corpiño único en el mundo para mujeres que han padecido cáncer de mamas y con esto una mastectomía.

Florencia tiene 27 años y es marplatense, se recibió en el Instituto Roberto Piazza Sede Mar del Plata y  actualmente tiene su propia academia de corte y confección llamada “A la medida”. Pero la situación sanitaria en el mundo, en Argentina y en Mar del Plata y su embarazo la llevaron a tener que mantenerse en reposo y allí surgió la inspiración.  

"Estoy embarazada, por este motivo tuve muchos reposos, no podía ir al estudio a trabajar y no podía dictar cursos ya que tenía las maquinas en el local, al mismo tiempo fue un año muy complicado en ámbito sentimental y  quise encontrarme un poco con mi abuelo. Él falleció de cáncer de pulmón y era como un papá para mí, por este motivo pensé unir el cáncer con el diseño. Comencé a buscar la forma y recordé que una alumna me había comentado que una tía tenía realizada una mastectomía. Investigué que materiales se podían utilizar y  me encontré que los corpiños que estaban en el mercado eran un estilo ortopédicos, puro algodón, tenían que colocarle la prótesis y muchas veces la perdían", explicó Florencia.

"Las prótesis externas pueden ser de silicona o de semillas, pero tienen que quitarlas cada vez que tienen que lavarlo y  escuché de muchas personas que han dicho que no pueden hacer deportes. Pensé la forma de que se produzca un corpiño donde la prótesis esté colocada y no tenga necesidad de quitarla", resaltó.

CREAR PARA AYUDAR

La joven diseñadora inició su búsqueda por diversos materiales y de esta forma poder llegar al resultado: "En un principio elegí trabajar con vellón e hice pruebas con mi lavarropas para ver que ocurría, pero se empezó a apelmazar. Trabajé con tazas, pero era demasiado volumen, hasta que llegué al relleno que quería. Es totalmente lavable, no pesa, puede respirar de forma perfecta la mama y por otro lado se hace totalmente a medida. El corpiño está fabricado con puntilla, bondeado y con moldería especial para cada mama".

"Se han contactado para que se los haga, pero no voy a fabricarlo ya que no tengo el tiempo suficiente. En el proceso de fabricación de este corpiño tenemos que hacer las pruebas, es muy similar al proceso de un vestido de novia y pensé que una forma para que esto suceda es enseñando como fabricar el corpiño. Ya hay 180 costureras capacitándose de Argentina e incluso de España, el curso se dictó de forma online primero el sábado 15 de enero y luego el sábado 22, cada día de dos horas y no se necesita conocimiento solo saber utilizar una máquina de coser familiar. El corpiño se venderá al rededor de $2.000, elegí materiales baratos para que las costureras puedan venderlos a un precio accesible", agregó.

Aunque "mundialmente este corpiño no está" y en un principio Florencia pensó en "patentarlo", comprendió que al hacerlo "otras personas no podrían fabricarlo y de esta forma poder hacer felices a otras mujeres".

"Se comunicaron personas de ONG de todo el país, donde les regalé cursos a cada una para que lo puedan hacer  y  puedan donarlos. La idea era presentarlo en sociedad y el Municipio me ayudará a hacerlo". Por último Florencia, la joven diseñadora, marplatense y solidaria comentó que "A la medida es producto local por ser un producto innovador de Mar del Plata". 

Comentarios