Francia y Gran Bretaña apuestan a la diplomacia mientras Rusia entrena a sus tropas en el Báltico

Emmanuel Macron y Boris Johnson coincidieron en mantener el diálogo con el Kremlin. El presidente francés viaja a Moscú.

Por Redacción

sábado 5 de febrero, 2022

El primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, coincidieron este sábado en que "debe seguir siendo la prioridad" encontrar "una solución diplomática a las tensiones" generadas por una posible invasión rusa de Ucrania.

Un portavoz del gobierno de Londres informó que ambos líderes hablaron este sábado para compartir las últimas gestiones que realizaron, en un intento por lidiar con la tensa situación en el este de Europa.

Entre estas tratativas, el primer ministro británico estuvo el martes pasado en Kiev, donde se reunió con el presidente de Ucrania Volodymir Zelensky.

En tanto, Macron, que habló por videoconferencia con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, dos veces en los últimos días, anunció que viajará a Moscú el lunes y a Kiev el martes, para continuar con las negociaciones que buscan aliviar la tensión y evitar una escalada que pueda terminar en un ataque militar.

El jefe del Ejecutivo británico y el presidente francés afirmaron que la OTAN, a la que pertenecen sus respectivos países, debe "mantenerse unida frente a una agresión rusa" y acordaron seguir trabajando para desarrollar un paquete de sanciones que se aplicarían si Rusia invadiera Ucrania, dijo la fuente.

En otro momento de la conversación, los dos mandatarios se comprometieron a continuar colaborando "en el desafío común de la inmigración ilegal por el Canal de la Mancha" y para detener a los traficantes de personas.

Maniobras militares

En tanto, Rusia, que según estimaciones de Occidente desplegó en la frontera con Ucrania más de 100.000 soldados y una importante flota de vehículos y armamento, continuó este sábado con sus ejercicios militares conjuntos con Bielorrusia.

Un escuadrón de cazas rusos Su-25CM aterrizó en ese país, donde participará en las maniobras militares conjuntas "Determinación aliada-2022", que han despertado el recelo de la OTAN en medio de la tensión militar con Ucrania.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, denunció el jueves que Rusia ha escalado el conflicto al desplegar 5.000 soldados rusos en la frontera entre Ucrania y Bielorrusia, y que planea incrementar esa cifra hasta los 30.000.

Despliegue de Estados Unidos

Al mismo tiempo, el traslado de refuerzos estadounidenses a Polonia, enviados para tranquilizar a los aliados preocupados por las tensiones ruso-ucranianas, "ha comenzado", declaró este sábado un vocero del ejército polaco.

"Los primeros militares llegaron al aeropuerto de Jesionka" (sudeste), declaró a la agencia AFP el mayor Przemyslaw Lipczynski, y agregó que las principales fuerzas de un contingente estadounidense de 1.700 soldados tienen previsto desembarcar "próximamente".

El mayor Lipczynski indicó que los preparativos logísticos "comenzaron desde la semana pasada". Este sábado, un avión con soldados de la 82ª división aerotransportada aterrizó en Jesionka.

Estados Unidos anunció el miércoles el envío de 3.000 soldados a países aliados en el este de Europa, fronterizos con Ucrania, si bien aclaró que ya no considera "inminente" la invasión rusa.

Moscú desmintió una cantidad de veces que tenga planes de atacar a la ex república soviética, aunque se mantiene firme en su exigencia de "seguridad" a Occidente y rechaza enérgicamente la posibilidad de que Ucrania se incorpore a la OTAN.

Washington, sin embargo, tampoco cambia su posición respecto de que la Alianza Atlántica está "abierta" a la incorporación de otros países.

FUENTE: CLARIN

Comentarios