Martín Guzmán dio detalles de su plan para reducir los subsidios energéticos en 2022

El ministro reconoció que el gasto en subsidios representará este año un porcentaje menor del PBI que en 2021. Dijo que se combinará la segmentación de usuarios con la suba de tarifas ya anunciada.

Por Redacción

sábado 5 de febrero, 2022

A poco más de una semana de anunciar el principio de acuerdo con el FMI, Martín Guzmán dio más precisiones sobre el recorte de subsidios que planea hacer este año.

En una entrevista que concedió, el ministro dijo: “Vamos a avanzar en una reducción del monto de los subsidios energéticos en relación con el PBI. La meta es no superar el 1,7% en 2022″.

Se trata de una baja fuerte de los subsidios en términos del producto, tal como había planteado el proyecto de Presupuesto que rechazó el congreso. En 2021, el gasto público en energía y transporte creció y representó alrededor del 3% del PBI, el mayor nivel desde 2016. Así, este año se gastaría poco más de la mitad que el año pasado.

Según relató Guzmán, para llegar a ese objetivo “se va a conjugar la actualización (tarifaria) ya publicada con la segmentación de los subsidios, que es justamente subsidiar a los usuarios con más vulnerabilidad”.

Y agregó: “Venimos trabajando en un plan para focalizar gradualmente, de forma cada vez más efectiva, los subsidios al consumo de energía. Además, hoy tenemos un plan Gas vigente que compensa a la producción en un valor significativamente menor que el que estaba vigente hacía fines de 2021″.

El titular del Palacio de Hacienda indicó que el ahorro en subsidios energéticos le permitirán expandir otros rubros del gasto y la inversión pública, como infraestructura, ciencia y tecnología.

Avanza la segmentación tarifaria

En la tarde de este viernes se conoció la propuesta que el ENRE, el Conicet y el Enargas enviaron al Ministerio de Economía para segmentar las tarifas. Así lo confirmó a través de su cuenta de Twitter el secretario de Energía, Darío Martínez.

El proyecto implicaría que unos 487.000 usuarios ubicados en 13 barrios del AMBA empiecen a perder los subsidios energéticos y, por lo tanto, vean un aumento en sus boletas de servicios.

Según el documento, más del 75% de esos usuarios se encuentran en la Ciudad de Buenos Aires, en barrios como Puerto Madero, Recoleta, Palermo, Belgrano, Núñez, Colegiales y en menor medida Villa Urquiza, Retiro, Saavedra, Villa Devoto y Caballito.

En el Gran Buenos Aires, en tanto, se identificaron 67.800 usuarios que habitan en los partidos de Vicente López y San Isidro, y otros 48.000 usuarios de countries y barrios cerrados.

Como anticipó Guzmán, el plan del ENRE contempla que los beneficiarios de la tarifa social continúen bajo el régimen y no sean afectados por una quita de subsidios, más allá de su lugar de residencia.

Un pedido del FMI

El FMI ya había advertido que la reducción de los subsidios era fundamental para que la Argentina pueda cumplir con los objetivos que acordó para bajar el déficit fiscal. Los economistas coincidieron en que ese sería el primer lugar en el que el Gobierno tendría que recortar los gastos.

Hasta ahora, Guzmán se había referido únicamente a la cuestión tarifaria y había indicado que no habría ningún cambio con respecto a la suba de entre 17% y 20% que ya se anunció y que se está definiendo en audiencia pública. A eso se sumará la segmentación.

FUENTE: TN

Comentarios