Ucrania y Rusia ven avances hacia una disminución de las tensiones militares

Rusia ha negado tener planes de invadir a Ucrania, pero ha aprovechado la crisis para exigir garantías de que ese país no se adherirá a la OTAN. El canciller ucraniano dijo hoy que su país veía "posibilidades reales de un arreglo diplomático".

Por Redacción

miércoles 9 de febrero, 2022

Ucrania y Rusia se declararon hoy optimistas, aunque por distintos motivos, respecto a una posible solución de sus tensiones militares luego de una reciente serie de gestiones diplomáticas de alto nivel.

Rusia ha concentrado a decenas de miles de soldados en su frontera con Ucrania en los últimos meses, lo que desató temores de Occidente de que quiera invadir a su vecina exrepública soviética.

Rusia ha negado tener planes de invadir a Ucrania, pero ha aprovechado la crisis para exigir garantías de que ese país no se adherirá a la OTAN, la alianza militar transatlántica liderada por Estados Unidos, algo que considera una seria amenaza para su seguridad. Estados Unidos y la OTAN rechazaron la exigencia. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se reunió esta semana con sus homólogos de Rusia y Ucrania en sendas visitas a esos países, mientras que el nuevo jefe de Gobierno alemán, Olaf Scholz, viajó a Washington para discutir la crisis con el presidente estadounidense, Joe Biden.

El canciller ucraniano dijo hoy que su país veía "posibilidades reales de un arreglo diplomático" de la crisis con Rusia tras los esfuerzos realizados por los europeos en los últimos días para evitar un conflicto mayor. "Hoy existen posibilidades reales de un arreglo diplomático", declaró el ministro Dmytro Kuleba al recibir a su homólogo español José Manuel Bueno, tras la visitas de Macron de ayer a Kiev y de anteayer a Moscú. Según el funcionario, la situación es "tensa, pero bajo control".

Macron se reunió ayer con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, y luego aseguró que el mandatario ruso, Vladimir Putin, le había prometido el lunes no ser "la causa de la escalada". Kuleba consideró también que las sanciones elaboradas por la Unión Europea (UE) y Estados Unidos en caso de una invasión rusa y que "prevén decisiones sin precedentes, muy dolorosas para Rusia" son un elemento disuasivo importante. Rusia provocó las tensiones actuales porque "trata de vengarse por la derrota de la URSS (Unión Soviética) en la Guerra Fría", opinó, según informó la agencia de noticias AFP.

Ahora, agregó, "se trata de preservar toda la arquitectura de seguridad en Europa" construida en los últimos 30 años. Rusia y Ucrania están fuertemente enfrentados desde 2014, cuando el entonces Gobierno ucraniano afín a Moscú fue derrocado por una ola de protestas y reemplazado por el actual, que es nacionalista, antirruso y prooccidental.

Poco después, Rusia se anexionó la península ucraniana de Crimea, donde tiene su flota del mar Negro y desde donde obtiene su única vía de salida al mar Mediterráneo, y apoyó a milicias que se alzaron en armas en el este de Ucrania en rechazo al nuevo Gobierno ucraniano.

Más de 14.000 personas han muerto desde entonces en combates entre el Ejército ucraniano y las milicias separatistas, que controlan las provincias de Lugansk y Donetsk, fronterizas con Rusia y ubicadas en una región industrial conocida como Donbass, que es de mayoría rusoparlante.

En 2015, Francia y Alemania ayudaron a alcanzar un acuerdo de paz, conocido como Acuerdos de Minsk, por haberse firmado en esa ciudad, capital de Bielorrusia.

El acuerdo puso fin a los grandes combates, pero los esfuerzos por lograr un entendimiento político definitivo se han estancado, y las escaramuzas son habituales.

Putin ha urgido a Francia y Alemania a instar a Ucrania a cumplir el acuerdo, que contempla una amplia autonomía para el Donbass y una amnistía para los separatistas. Solo cuando Ucrania acepte estas condiciones, podrá recuperar el control de las dos provincias rebeldes, según el pacto.

El Gobierno ucraniano había advertido a funcionarios occidentales, en varias visitas, en contra de ser presionada a implementar el acuerdo. Macron, sin embargo, dijo ayer en Kiev que había exhortado a Zelenski a cumplir el acuerdo.

El vocero de Putin dijo hoy que Rusia veía "señales positivas" por el hecho de que Macron hubiera hablado con Zelenski de la importancia de cumplir los acuerdos de Minsk. "Hubo señales positivas de que una solución para Ucrania podría basarse solamente cumpliendo los acuerdos de Minsk", dijo a periodistas el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

No obstante, señaló que no hubo una indicación por parte de Zelenski de que las autoridades ucranianas estuvieran listas para hacer "rápidamente" lo que "Kiev debería haber hecho hace mucho tiempo. Con lo que hay señales positivas y hay menos positivas".

Comentarios