La inflación de EEUU en enero fue de 7,5%, el mayor nivel en 40 años

La última vez que fue tan alta fue en febrero de 1982.

Por Redacción

jueves 10 de febrero, 2022

La inflación interanual en Estados Unidos se ubicó en 7,5%, el aumento más pronunciado desde febrero de 1982.

La cifra está incluso por encima de las predicciones de la mayoría de analistas, que preveían un aumento de los precios del 7,3 %.

La inflación de EEUU aumenta la presión sobre la Reserva Federal para que suba los tipos de interés
No obstante, el aumento de precios se mantuvo estable en la comparación de un mes. En efecto, la tasa de enero fue de 0,6% con respecto a diciembre, dato que sin embargo fue revisado ligeramente al alza, según el índice de precios al consumidor (CPI) publicado este jueves por el Departamento de Trabajo.

La elevada inflación es la mayor preocupación para la Reserva Federal estadounidense, como admitió recientemente su presidente, Jerome Powell, aunque este organismo aún no se decidió a subir los tipos de interés para tratar de frenar la fuerte subida de precios. En este momento están en un rango de entre el 0 % y el 0,25 %.

Según los datos publicados hoy, la subida mensual de precios fue de seis décimas con respecto a los de diciembre.

Si se excluyen los precios de alimentos y combustibles, que son los más volátiles, la inflación subyacente en enero fue del 0,6 %, con una tasa interanual del 6 %.

Los precios de la energía (que incluyen nafta, crudo, electricidad y gas natural) subieron en enero un 0,9 %, el mismo porcentaje en que aumentaron los precios de los alimentos, según el informe del Gobierno.

Dentro del segmento de los alimentos, el precio de las compras en supermercados subió un 1 %, y el de la comida en restaurantes, un 0,7 %.

En la industria automovilística, los precios de los vehículos 0km se mantuvieron constantes con respecto a diciembre, pero los precios de los de segunda mano subieron un 1,5%.

El precio de la vivienda aumentó de un mes para otro en un 0,3 % y el de los servicios de transporte (viajes en avión, tren, taxis, etc.), un 1 %.

Los precios de los servicios médicos, por su parte, muy sensibles en EE.UU. al tratarse de un mercado esencialmente privado, se incrementaron en un 0,6 %.

Joe Biden, con una imagen en caída libre

Los datos conocidos este jueves no solo aumentan la presión sobre la Reserva Federal, también son un dolor de cabeza para el Gobierno que preside Joe Biden, cuyo índice de popularidad se encuentra en caída libre sobre todo por su gestión de la economía.

El pasado 21 de enero, en su intervención virtual en el Foro de Davos, la secretaria del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, pronosticó que la inflación “remitirá sustancialmente” ante la esperada subida de tipos de interés por parte de la Fed.

Pese a destacar el buen momento del mercado laboral estadounidense y el fuerte crecimiento del producto interior bruto, Yellen admitió que “la inflación es un motivo válido de preocupación”, y señaló que “supera cualquier aumento que debería producirse normalmente de un mercado laboral con una tasa de desempleo del 3,9 %”.

Como causas del alza de precios, la secretaria del Tesoro apuntó al “pronunciado cambio del gasto hacia los bienes desde los servicios” y “a los cuellos de botellas en las cadenas de suministros globales provocados por la pandemia” que están frenando la producción de automóviles.

Wall Street cayó en la apertura por los datos de la inflación
La Bolsa de Valores de Nueva York cayó en la apertura de la sesión del jueves luego que la inflación estadounidense se acelerara más de lo esperado en enero: el índice estrella Dow Jones comenzó con pérdida de 0,72%, en tanto el tecnológico Nasdaq se desplomó un 1,88%.

Como reacción a la alta inflación en Estados Unidos, los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años tocaron brevemente su máximo en dos años y medio, superando el listón del 2%.

FUENTE: TN

Comentarios