Perfil de Santi, el joven de 15 años que mató a sus padres porque le cortaron el WiFi

Sus amigos lo describieron como una persona que “jamás se había enojado con nadie”, y detallaron que les dijo que faltó a clases porque tenía covid.

Por Redacción

domingo 13 de febrero, 2022

España sigue conmocionada por el triple crimen de Alicante, donde un joven de 15 años asesinó de siete tiros a toda su familia -madre, padre y su hermano de 10 años- porque le habían cortado el WiFi debido a sus malas calificaciones en el colegio.

El menor convivió durante tres días con los cadáveres en la casa y según detallaron fuentes policiales de Elche, ciudad en la que sucedió el trágico parricidio, el joven se habría mostrado “frío” y sin arrepentimientos por el crimen de su familia.

Uno de los amigos de “Santi” aclaró que, tras varios días sin ir al colegio, le consultaron porque se ausentaba y respondió que estaba aislado por dar positivo de COVID-19.

El adolescente español almacenó los cuerpos de su familia tres días en una suerte de despensa que había en la casa para guardar herramientas con las que su padre trabajaba en el campo.

“No nos esperábamos algo así de Santi”: las declaraciones de los amigos del joven asesino de España
Uno de sus más cercanos habló con la prensa española y describió al asesino como una persona “tímida”, pero muy habladora cuando entraba en un clima de confianza.

Además, remarcó que el alicantino era muy activo en redes sociales, lugar en el que lograba relacionarse mejor que en persona, y que era adicto a los videojuegos, uno de los motivos por los que se inició la discusión con su familia.

Según testimonios de cercanos, su madre era reacia a los videojuegos y eso era un motivo de constantes peleas en la casa ubicada en pedanía de Algoda, en Elche. Incluso, habían instalado el WiFi hace solo dos años.

Sin embargo, uno de los amigos declaró: “Santi era tímido y nunca lo habíamos visto enojado o discutiendo con alguien. No nos esperábamos algo así de él”.

De buen estudiante a sacarse malas notas por “pereza”
De acuerdo a los testimonio del grupo de compañeros de colegio del joven asesino, “Santi” era muy buen estudiante y solía sacarse muy buenas calificaciones.

Sin embargo, los adolescentes reconocieron que había bajado su nivel académico y cuando le preguntaron por los motivos contestó que le daba “pereza” estudiar.

Finalmente, las malas calificaciones fueron el motivo por el que Jaime, su padre de 51 años que trabajaba en una empresa de mantenimiento de semáforos, decidió junto a su madre quitarle el WiFi al menor.

El Ayuntamiento de Elche, al que pertenece la partida rural de Algoda, ha decretado tres días de luto oficial con las banderas ondeando a media asta, después de mantener tres minutos de silencio en memoria de las víctimas, frente al edificio consistorial.

FUENTE: TN

Comentarios