Un fallo judicial frenó la entrega de tierras del Ejército a una comunidad mapuche

Lo había ordenado una juez y el Gobierno apeló la medida. Ahora será la Cámara de Apelaciones de General Roca decidirá el futuro del predio.

Por Redacción

jueves 24 de febrero, 2022

La entrega de tierras de un predio del Ejército a una comunidad mapuche que había sido ordenada por una jueza quedó ahora en suspenso: el juzgado federal de Bariloche hizo lugar a la apelación que presentó el Ejército Argentino y será la Cámara de Apelaciones de General Roca la que deberá resolver si lo deja firme o todo vuelve para atrás y esa comunidad se queda con el predio.

La decisión tiene que ver con una propiedad ubicada a 12 kilómetros de la ciudad de Bariloche, en Río Negro, y que fue reclamada durante años por la comunidad de las familias Mallalinco Ranquehue.

La jueza subrogante Silvia Domínguez había ordenado a principios de febrero que el Estado entregue el título de propiedad a la mencionada comunidad de las 180 hectáreas que reclamaban y que durante años había sido compartidas con el Ejército Argentino, lo que provocó en varias oportunidades algunos conflictos entre ambas partes.

Las tierras habían sido ocupadas por el Ejército Argentino y están ubicadas en la zona de la ruta provincial 82, entre Virgen de las Nieves y Villa los Cohiues, ubicada a orilla del Lago Gutiérrez. El fallo de Domínguez le daba un plazo de 60 días al estado para que le entregue la propiedad a la comunidad mapuche.

El fallo provocó la inmediata reacción de distintas entidades que lo señalaban como un “peligroso antecedentes” para otros reclamos que por otro lado, no tenían demasiado sustento.

El Ministerio de Defensa, a cargo de Jorge Taiana, recurrió el fallo argumentando que la porción en litigio, bajo custodia del Estado desde 1937, es esencial para el desarrollo de las actividades castrenses que lleva adelante la Escuela Militar de Montaña Juan Domingo Perón. En su momento, instituciones, empresarios y vecinos de la ciudad Bariloche criticaron el fallo de Domínguez y alertaron que podría generar más disputas judiciales.

Cuando se conoció la sentencia de Domínguez, miembros de la comunidad expresaron que la sentencia era "un logro frente a un sinnúmero de atropellos sufridos que afectaron y abandonaron la paz de su espacio comunitario".

Además afirmaron que varias generaciones “debieron soportar numerosos desalojos impulsados por el Ejército Argentino extremadamente violentos en los que sufrieron destrozos de viviendas, huertas, galpones, corrales e invernaderos". Y agregaron: "Esta situación de violencia, discriminación y persecución los condenó a vivir en la más extrema pobreza y les produjo graves consecuencias físicas y psicológicas", como publicó Clarín.

El último episodio se produjo en octubre de 2020, cuando un grupo de militares ingresó a esas tierras y desarmó un invernadero comunitario de 200 metros cuadrados construido en forma colectiva por 40 familias.

Ahora será la Cámara de Apelaciones de General Roca la que deberá decidir si el fallo de Domínguez queda firme o si el Ejército toma posesión de esas tierras. Claro que esta no será la última instancia por lo que resolución de este conflicto tardará un largo tiempo.

Fuente: Clarin

Comentarios