Primer Tiempo, la oportunidad de los niños de Batán en el fútbol

La escuela inclusiva de fútbol que le da la oportunidad a todos los niños de Batán y el partido de General Pueyrredon de jugar al fútbol, divertirse, sin importar el resultado competitivo.

Por Redacción

domingo 27 de febrero, 2022

Por Bárbara Benitez 

En el partido de General Pueyrredon caminan por sus calles personas que todos los días ayudan a otros y reciben a cambio felicidad. Caminan en silencio, sigilosos, firmes, pero sin esperar que los vean dando una mano que será sujetada fuerte por aquellos que más lo necesitan.

Ivan Ovalle es uno de ellos, ex futbolista, batánense de 34 años, que, por su amor a la pelota, a los valores que le inculcó su madre y el deporte fundó Primer Tiempo, la escuela inclusiva de fútbol de Batán y la zona que contiene a niños desde 3 a 16 años y les da la oportunidad a todos de disfrutar, correr, divertirse, aprender y ser valorados.

El deportista fue entrevistado en el programa “Antes que sea Tarde” emitido por Radio Mitre Mar del Plata ( FM 103.7) y mencionó que “nuestra escuela se llama Primer Tiempo, ya que iniciamos con alumnos de 3 años, entendiendo que es el primer tiempo de ellos, de compartir una pelota, disfrutar y divertirse que es lo más importante. Comenzamos en 2010 con 20 chicos y hoy somos 156. Nosotros no creemos que somos profesores, somos formadores. Queremos que aprendan a compartir, relacionarse con los demás y observados de la misma manera”.

“Tenemos alumnos que no tienen las condiciones para jugar, pero les damos en su categoría para que sean el capitán y lo hacemos sentir importante. Cada chico tiene su propio talento”, resaltó.

FÚTBOL E INCLUSIÓN

Iván probó suerte en Buenos Aires, pero el destino lo hizo cruzarse con una lesión que no le permitió seguir adelante con su carrera profesional: “Siempre estuve involucrado en el deporte, tuve que dejar de jugar a los 17 años por una lesión en la rodilla. Lo pude manejar muy bien y sé que estando con los chicos y a través de la pelota hago feliz a muchos”.

“Todo esto inició junto a mis dos hermanos y mi madre, Miriam, que nos dio valores muy fuertes y por esto siempre intentamos ayudar a los demás. Observamos que había chicos que no tenían la facilidad de pagar la cuota de un club ó las condiciones necesarias para jugar en uno y pensamos en armar una escuela. Lo que queremos es que el chico se divierta y disfrute, además de que queremos que el nene aprenda. Tenemos mucha gente que nos ayuda, entre ellos los padres y los vecinos, uno no podría seguir adelante. Esto es un grupo familiar y con estos objetivos crecimos muchísimo. Tenemos chicos de Batán, Mar del Plata, El Boquerón, Chapadmalal y nos sentimos afortunados. Aquí todo es a pulmón, no tenemos sueldo ninguno de los profes”, declaró el joven con alegría.

“En el año hacemos dos viajes a Buenos Aires para que puedan conocer los clubes como Boca, River, Racing, San Lorenzo, Vélez. Tal vez el niño nunca pueda ir a esos Estadios que ven por televisión y nosotros podemos llevarlo. También hacemos algún amistoso con un club”, explicó.

El fundador de Primer Tiempo subrayó que “actualmente estamos en una plaza en Batán, por las precauciones que debemos tener por la situación sanitaria”. Pueden encontrarlos “lunes y jueves a partir de las 17. Para poder ayudarnos con lo  pueden ingresar a nuestra página de Facebook Primer Tiempo y mediante mi número telefónico 223.589.0.318 y aquí pueden ayudarnos a conseguir materiales deportivos”.

Escuchá la entrevista completa en "Antes que sea Tarde"

 

Comentarios