Razones para incorporar saltos al entrenamiento

Este movimiento quema muchas calorías y ayuda a oxidar grasa.

Por Gimena Rubolino

martes 1 de marzo, 2022

Especialistas en Entrenamiento Deportivo destacan que saltar a la soga ofrece muchos beneficios y es una ventaja sumarla a los entrenamientos semanales.

Ventajas

  • Tonifica el cuerpo.
  • Mejora la resistencia cardiovascular.
  • Mejora la composición corporal.
  • Es un ejercicio que puede realizarse en el hogar.
  • Oxida grasa.

Los saltos a la soga pueden realizarse en forma progresiva o incluirlos dentro de las rutinas hiit (Entrenamiento de alta intensidad).

Si una persona es principiante puede comenzar con periodos de 30 segundos e ir aumentando 10 segundos alternando con el mismo tiempo de planchas abdominales.

Tips para evitar lesiones

  • Calentar las pantorrillas antes de empezar.
  • Los brazos no se despegan del cuerpo y el movimiento lo realizan las muñecas.
  • Caer con la punta de los pies.

Otras variantes para sumar saltos a los entrenamientos

  • Burpees: se trata de un ejercicio en el que debemos tirarnos al piso y levantarnos con el empuje de todo el cuerpo.
  • Sentadilla con salto: cuando hago la sentadilla tradicional y voy a subir pego un salto.
  • Ranas: es otro ejercicio que ayuda a quemar calorías.
  • Saltos al payaso: separo brazos y piernas y salto. Es efectivo para incluirlo en rutinas de entrenamiento hiit.

Jumping: saltos en minitramp

Consiste en el uso de un mini trampolín para realizar trabajo básicamente aeróbico. Al ritmo de la música y siempre guiados por un entrenador, se realizan movimientos sencillos que aceleran el ritmo cardíaco y la respiración. Además ayudan a quemar calorías, unas 600 por cada clase.

En canales como Youtube se ofrecen clases virtuales de distinta duración que pueden realizarse en el hogar si contamos con un mini trampolín.

Entre sus principales beneficios se destacan:

  • Fortalece la estructura ósea.
  • Tonifica y da firmeza a los músculos.
  • Contribuye a la quema de grasas.
  • Reduce la piel de naranja.
  • Mejora la postura pues se debe reequilibrar el cuerpo constantemente.
  • Reduce los dolores de espalda y articulares.

Comentarios