La guerra en Ucrania y el daño colateral que llegó a Mar del Plata

Así lo aseguró Gustavo Casciotti, titular de Apyme, respecto al aumento del trigo que repercute en la economía del país.

Por Redacción

martes 8 de marzo, 2022

El aumento de precios en Argentina, sobre todo de los productos de consumo diario, están sujetos a los cambios que se producen en la economía mundial a partir de la guerra que tiene en vilo al mundo.

"El conflicto entre Ucrania y Rusia está haciendo sentir su impacto tanto en la finanzas como en la economía a escala mundial y nuestro país no escapa a esa situación", aseveró Gustavo Casciotti, titular de Apyme Mar del Plata.

Por lo que hay un "aumento generalizado de los precios a la escala mundial, evidenciado no solamente en los alimentos sino en la energía particularmente, que ha determinado índices de inflación inauditos es Estado Unidos y Europa. Este conflicto recalienta la situación a partir del peso específico que tiene tanto Ucrania como Rusia en la producción de cereales y de metales", manifestó.

"En nuestro país ya empezaron a ver impactos concretos en el aumento de los precios, particularmente del harina en función del aumento que tiene en el exterior", agregó.

Para poder desacoplar los precios internacionales de los internos, Casciotti manifestó que es necesario tomar medidas sobre " las retenciones, los derechos de exportación que permiten de alguna manera garantizar el abastecimiento en el mercado interno sin acompañar los aumentos desmedidos de los precios internacionales y el fideicomiso". 

"La semana pasada se estableció por decreto, por resolución del Ministerio de Producción un fideicomiso para el trigo para tratar de desacoplar este aumento de precios y garantizar valor acomodados sobre todo para la producción de aquellos que tienen artículos en el programa de Precios cuidados", comentó

Respecto a si existe la posibilidad de dar marcha atrás en los aumentos, explicó: "una vez que los aumentos se determinan, muy difícilmente vuelvan para atrás y eso complica una situación que está atravesada por un deterioro de la capacidad de compra de la gente".

"Se necesitará una acción permanente del Estado para evitar que esos mayores costos se trasladen de forma directa a las empresas y estas se vean obligada a aumentar el precio de los productos", finalizó.

 

Comentarios