El Beto Márcico fue procesado por fraude inmobiliario y deberá pagar casi 2 millones de dólares

Algunos de sus exsocios fueron los que presentaron las denuncias en la justicia, que hoy lo apuntan como el principal responsable del desfalco.

Por Redacción

miércoles 16 de marzo, 2022

Alberto“Beto” Márcico, que brilló con las camisetas de Boca y Ferro durante la década del 80 y del 90, fue procesado por la justicia argentina por defraudación, tras encontrarse algunas irregularidades con varios negocios inmobiliaros. Tanto el exfutbolista, como su hijo, fueron embargados por casi 2 millones de dólares.

Tras retirarse del fútbol, Márcico se dedicó al rubro del negocio inmobiliario. En el Boletín Oficial figura como integrante de diversas empresas vinculadas a esta actividad como Los Lofts De Godoy SA, o Edificio Migueletes 1286 SRL. Allí también lo acompaña su hijo, Lucas José Márcico, que también figura como socio.

Algunos de sus exsocios decidieron denunciar al Beto. Los primeros expedientes datan de 2019 y hay varias demandas también en el fuero civil. Muchos de ellos aseguran haber sido engañados en una serie de operaciones inmobiliarias a valor dólar, con la compra de propiedades que supuestamente nunca fueron entregadas.

En las últimas horas de ayer, TN pudo confirmar que tanto Márcico como su hijo fueron procesados por los delitos de “defraudación por desbaratamiento de derechos acordados cometida en forma reiterada, en un total de 22 ocasiones”. La causa es investigada por el fiscal Andrés Madrea y la lleva adelante el juez Fernando Caunedo.

El embargo que pesa sobre la familia Márcico es de 1.8 millones de dólares a los que se le suman también dos millones de pesos.

Martín Herrera, excompañero de Márcico, uno de los denunciantes
Martín Horacio Herrera (50), ex arquero de Boca, Ferro, Estudiantes de La Plata, Alavés de España, entre otros equipos, fue el primero en denunciar a “Beto” Márcico. Le reclama por los cinco departamentos que le compró y nunca le entregó.

La operación se realizó entre noviembre y diciembre de 2012, cuando el exarquero le compró dos departamentos en Roosevelt 3607 por 80 mil dólares cada uno y tres unidades de un edificio de Migueletes al 1200 por 255 mil dólares, 155 mil dólares y 165 mil dólares en efectivo. A cambio, “Beto” le entregó boletos de compraventa.

Márcico y su hijo Lucas declararon y ambos coincidieron en que se trataron de “préstamos” y que los boletos fueron firmados a modo de “garantía”.

Comentarios