Concejal de Milei pide erradicar los barbijos en escuelas marplatenses

Se trata del edil de Crear Juntos, Alejandro Carrancio. "Es necesario que los chicos puedan ir a la escuela e interactuar con fluidez con todos sus compañeros y docentes", destacó.

Por Redacción

viernes 18 de marzo, 2022

A través de un proyecto de comunicación, el concejal Alejandro Carrancio, le solicitó al Departamento Ejecutivo local que realice las gestiones necesarias tendientes a “flexibilizar el uso de tapabocas” en "dependencias municipales, transportes públicos, escenarios culturales y deportivos, comercios", etc. siendo "voluntario su uso", como así también "erradicarlo en los establecimientos educativos" en el distrito de General Pueyrredon.

En los fundamentos de la iniciativa, a la cual El Marplatense tuvo acceso, Carrancio destacó "la posibilidad de relativizar el uso de barbijo en espacios públicos basado en la vuelta a la normalidad y fundamentos científicos".

Y remarcó que "luego de la baja de casos e internaciones por el virus SARS Covid-19 existe una tendencia a la vuelta a la normalidad que amerita reevaluar los hábitos desarrollados en pandemia".

Además, subrayó que "es notoria la total ausencia de tapabocas en diferentes actos públicos, institucionales y deportivos ya sea en espacios abiertos como cerrados".

"Hay antecedentes en la provincia de Buenos Aires y CABA donde se ha flexibilizado la utilización de tapabocas en el espacio público, dependencias municipales y medios de transporte, pudiendo ser optativa la decisión del uso", añadió Carrancio, quien en las últimas semanas ha mantenido encuentros con el diputado nacional Javier Milei y otros referentes libertarios.

A continuación, el concejal recordó que "en los inicios del brote del coronavirus, la recomendación oficial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue que solamente dos tipos de personas debían usar mascarillas obligatoriamente: aquellos que están enfermos y muestran síntomas de la enfermedad y aquellos que cuidan de personas sospechosas de haberla contraído".

"En lo relativo a los menores, varios estudios internacionales dan cuenta de que los barbijos resultan contraproducentes, afectando la capacidad de lectura y de comunicación de los niños. El uso del barbijo oculta el rostro humano, de modo que se impide el reconocimiento facial y la individualidad de cada rostro. También se obstaculiza la comunicación porque si se tapa la boca y las expresiones fundamentales de las caras los docentes y compañeros, no podrán saber si el otro está enojado, contento o triste, generando una barrera de comunicación corporal y oral", agregó.

En ese marco, Carrancio subrayó que "es necesario que los chicos puedan ir a la escuela e interactuar con fluidez con todos sus compañeros y docentes. Esta normalización implica el no uso del barbijo en la escuela sin distinción de edad ni espacios e interactuando en diálogo permanente con padres y maestros".

Puntualizó que "este pedido prioriza el bienestar superior del niño, niña y adolescente, su derecho a la educación y a la salud integral y por otra parte existe el derecho de los padres de decidir lo que quieren para la salud de sus hijos, no habiendo delegado el ejercicio de la patria potestad a las autoridades sanitarias".

"Que la ciudad cuenta con altísimos índices de vacunación que permitieron ayudar al notorio descenso de casos, habiendo sido las medidas restrictivas impuestas en un contexto donde no existían vacunas en contra del virus. Este honorable cuerpo ha flexibilizado las restricciones, pues se han retirado las mamparas que separaban las bancas de los ediles, el uso del barbijo en caso de sesiones y el aforo permitido en las dependencias por lo que la tendencia a la flexibilización va de la mano con otorgarle uso voluntario al tapabocas", sentenció.

Comentarios