El ritmo de vacunación contra el Covid ya es más bajo que cuando el país casi no tenía vacunas

Hay un 18% menos de aplicaciones diarias que en marzo de 2021. Hoy el stock disponible es de casi 10 millones de dosis y sólo el 40 por ciento de la población recibió la tercera.

Por Redacción

lunes 21 de marzo, 2022

Un vistazo a la curva de vacunación contra el Covid permite comprobar que la cantidad de dosis diarias aplicadas ha bajado considerablemente a partir de febrero. Ninguna jornada del operativo nacional, desde entonces, volvió a superar las 300 mil dosis aplicadas.

Lo bueno de este presente es que hay vacunas. Tanto que más de cinco millones de dosis ya fueron donadas a otros países. Y que gracias al stock disponible es que se decidió también facilitarle a los vacunados con Sputnik V que necesitan viajar al exterior aplicarles una cuarta dosis de otra marca habilitada por la Organización Mundial de la Salud.

Sin embargo, es dudoso el nivel de inmunización que podrían tener los argentinos ante la eventualidad de una cuarta ola de Covid. Los expertos ya anuncian que vendrá, aunque se espera que con niveles de letalidad más acotados, tal como ocurrió en la tercera ola.

Esa duda en la inmunidad tiene que ver con que la escasa aplicación de terceras dosis. El objetivo avanza muy lentamente. Hasta ahora hay 18,3 millones de personas que recibieron una dosis adicional o de refuerzo. Esto representa apenas el 40 por ciento de la población.

¿Cuántas vacunas disponibles hay? Fueron distribuidas en las provincias 103,5 millones, de las cuales fueron aplicadas 95,7 millones. Un stock disponible de 7,8 millones de dosis. De ese total, más de 2 millones se encuentran en heladeras bonaerenses, donde ya hubo dos ediciones de “La noche de las vacunas” para tratar de acelerar las aplicaciones.

Hay, incluso, más vacunas que las distribuidas por el país y las donadas. El total de recibidas por el Estado nacional -según los últimos datos difundidos- supera los 110 millones de dosis, por lo que quedarían unos 2 millones sin distribuir. Lo que da un stock total de 9,8 millones.

¿Cuántas vacunas se aplican ahora? El promedio diario es apenas de 84.736 dosis, según los datos recolectados durante los primeros 19 días de marzo, con cifras ya consolidadas. En el mismo periodo de marzo de 2021 esa cuenta daba 103.842 dosis por día.

Hay efectivamente más vacunas, lo que permite hacer las donaciones a otras naciones y hasta destinarlas como "pasaporte inmunitario", pero a los fines de prevenir el riesgo sanitario hoy se aplica un 18,5 por ciento menos de dosis que cuando no había stock, aun cuando la mayoría de la población argentina no ha recibido la dosis de refuerzo, algo que para los expertos es requisito indispensable para enfrentar un eventual segundo embate de Ómicron.

En marzo del año pasado Argentina contaba sólo con los primeros y escasos lotes de vacunas rusas y chinas, ante el atraso en las entregas de AstraZeneca. En la segunda mitad de 2021 esa realidad empezó a cambiar. El ritmo de vacunación creció y el pico se alcanzó el 7 de enero pasado, con 563.682 dosis aplicadas en el lapso de 24 horas. Luego comenzó la pendiente en picada hasta este presente abúlico.

La potencial amenaza es la subvariante AB.2 de Ómicron, que según algunos reportes sería aún más contagiosa. En algunos países de Europa y Asia el repique de casos ya se ha vuelto a registrar. En la Argentina, el descenso de la curva de contagios ha llegado a una meseta, según admitió el Ministerio de Salud. En rigor hubo un cambio en la tendencia, con una leve alza intersemanal.

En Sudamérica, Chile lidera el ránking de países que más terceras dosis aplicaron, con una cobertura del 81 por ciento de la población, seguido de Uruguay, con casi el 60 por ciento. Brasil aparece por debajo de Argentina, con el 34 por ciento de cobertura, aunque con una cantidad de habitantes casi cinco veces superior.

En los principales países de la Unión Europea la cobertura con terceras dosis oscila entre el 50 y el 60 por ciento. Un objetivo que para Argentina podría no ser difícil de equiparar, ya que las vacunas para poder hacerlo ahora existen.

La cobertura con terceras dosis en el territorio nacional es dispar. Algunas provincias han logrado un nivel europeo, como Ciudad de Buenos Aires (66%), La Pampa (62%), San Luis (57%) y Formosa (57%). Otras rondan el promedio argentino, como Santa Fe (45%), La Rioja (44%), Buenos Aires (42%), Neuquén (42%), Córdoba (40%) y Río Negro (40%). Y están las que tiran el promedio para abajo, como Corrientes (33%), Tierra del Fuego (33%), Mendoza (32%), Jujuy (30%), Santa Cruz (28%), Chubut (28%), Salta (26%), Chaco (25%), Misiones (24%) y Tucumán (23%).

Uno de los motivos que podrían esgrimirse para explicar la ralentización de la vacunación es una recomendación del Ministerio de Salud: todos aquellos que se hayan contagiado de Covid en el verano deberían esperar 90 días para darse el refuerzo.

Sin embargo, la cantidad de positivos con Ómicron fue de unos 3 millones de casos, por lo que esa situación explicaría en todo caso sólo una parte del problema. Además, la última ola de Covid no afectó sólo a la Argentina, sino al mundo y, en cuanto a la contemporaneidad, a toda la región.

El tiempo no ganado en un avance más veloz con las terceras dosis contra el Covid se traducirá ahora en una mayor superposición de esa deuda con el comienzo de la campaña de vacunación contra la gripe, que según anunció el Gobierno será a partir del próximo viernes.

Fuente: Clarín

Comentarios