Fuerte aceleración del déficit fiscal en febrero y el gasto en subsidios aumentó 95%

El desequilibrio primario fue de $76.284 impulsado por los gastos sociales y los subsidios energéticos, informó el Gobierno.

Por Redacción

martes 22 de marzo, 2022

El déficit fiscal primario se aceleró a $76.283 millones en febrero, lo que implicó un salto de 306% en términos anuales y nominales, al tiempo que los subsidios a la energía subieron el 95%.

Los datos oficiales corresponden al mes de febrero y la diferencia surge por la comparación con el mismo mes del año anterior. En ese mismo período, la recaudación impositiva creció 61,5% y el gasto primario un 70%.

Según informó el Ministerio de Economía este lunes, el resultado se explicó principalmente por significativos incrementos en los principales componentes del gasto, como jubilaciones, salarios, subsidios energéticos y otros programas sociales.

De manera agregada, el gasto del Estado nacional trepó un 70% interanual hasta los $922.314 millones durante el segundo mes del año, contra una inflación que en el mismo período fue del 52,3%. El Ministerio de Economía aclaró además que exceptuando los gastos Covid de 2021, el aumento del es de 74%, destacando como “positiva” la expansión por haber sido producto de “medidas de inclusión y contención social”.

El compromiso suscripto con el Fondo Monetario Internacional (FMI) impone que el déficit de 2022 sea de 2,5% del PBI y el acumulado del primer bimestre deja tambaleando la meta, dado que son meses de menor compromiso fiscal.

Según se informó, las jubilaciones y pensiones contributivas tuvieron un alza del 60,5% y explicaron la mayor parte del incremento en las erogaciones totales ya que representaron más de un tercio del total. Desde la cartera que conduce Martín Guzmán explicaron que el incremento se dio por “el impacto de la fórmula de movilidad vigente (Ley N° 27.609), que arroja actualizaciones en línea con la recuperación de la recaudación y los salarios de la economía”.

El segundo ítem que más incidió en el aumento del gasto fue el de salarios, que mostró un avance del 74,1% a raíz de aumentos por paritarias, sumado a que se realizaron algunos pagos adelantados de las remuneraciones correspondientes al mes de febrero en virtud de los feriados de carnaval.

En tercera instancia, resaltó un salto del 94,4% en los subsidios energéticos, uno de los puntos más candentes del debate sobre cómo reducir el déficit fiscal en el marco del acuerdo con el FMI.

En Economía también destacaron el mayor gasto en programas como el Potenciar Trabajo, Progresar o Previaje, en políticas alimentarias y en asignaciones familiares, que sumaron más de $50.000 millones adicionales al gasto total, explicando cerca del 15% de la variación respecto de un año atrás.

Por el lado de los ingresos se observó un incremento anual del 61,5%, menor al del gasto pero superior a la inflación del período. Los ingresos tributarios, que concentraron más del 90% del total, subieron 60,5%, motorizados por la dinámica de los tributos referidos a la actividad económica, a la Seguridad Social y al comercio exterior.

La recaudación por IVA, el principal impuesto de la estructura tributaria nacional, exhibió un alza de 66,6% ($59.461,8 millones), mientras que el impuesto a los Créditos y Débitos tuvieron un salto de 122,8% ($42.267,1 millones).

En cuanto a los tributos del comercio exterior, se observó una expansión del 53,2% en los Derechos de Exportación ($32.882,7 millones), también conocidos como retenciones.

Por su parte, los ingresos correspondientes a Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social evidenciaron un incremento de 63,9%, como consecuencia del incremento del salario medio, tras los distintos acuerdos paritarios y de la recuperación del empleo registrado.

Comentarios