Cómo evoluciona y qué se espera del precio del petróleo en 2022

Por Redacción

viernes 25 de marzo, 2022

Te guste o no, el petróleo sigue siendo la materia prima más importante del mundo. Su precio puede decirnos no solo lo que realmente está sucediendo en la economía global en este momento, sino que, también tiene una gran influencia en lo que podría suceder en el futuro. En febrero del 2022, el mundo se encontró, lamentablemente, con un conflicto que mantendrá en vilo a la economía mundial. La invasión de Ucrania por parte de Rusia, productor de petróleo, ya ha tenido consecuencias sobre el precio del barril ¿Qué podemos esperar para 2022 respecto a la evolución del precio del petróleo?

¿Cómo se forma el precio de un barril de petróleo?

Para entender el precio del petróleo hoy, debemos entender cómo se forma este precio. ​El estatus del petróleo como un producto básico global de alta demanda hace que las grandes fluctuaciones en su precio tengan un impacto económico significativo. Los dos factores principales que afectan el precio del petróleo son la oferta y demanda, y el sentimiento del mercado respecto a su evolución.

El concepto de oferta y demanda es bastante sencillo. A medida que aumenta la demanda (o disminuye la oferta) el precio debería subir. A medida que disminuye la demanda (o aumenta la oferta), el precio debería bajar. Sin embargo, el precio del petróleo, tal como lo conocemos, en realidad se establece en el mercado de futuros del petróleo.

Un contrato de futuros de petróleo es un acuerdo vinculante que otorga el derecho a comprar petróleo por barril a un precio predefinido en una fecha predefinida en el futuro. Bajo un contrato de futuros, tanto el comprador como el vendedor están obligados a cumplir con su parte de la transacción en la fecha especificada. Y aquí es donde las cosas se ponen complicadas, porque muchos agentes y especulaciones empiezan a pesar en la formación del precio del petróleo. El precio del petróleo hoy se establece también por las especulaciones sobre el futuro.

El otro factor clave para determinar los precios del petróleo es el sentimiento. La mera creencia de que la demanda de petróleo aumentará dramáticamente en algún momento en el futuro puede resultar en un aumento dramático en los precios del petróleo en el presente, ya que los especuladores se apoderan de los contratos de futuros de petróleo. Por supuesto, lo contrario también es cierto. La mera creencia de que la demanda de petróleo disminuirá en algún momento en el futuro puede resultar en una disminución drástica de los precios en el presente a medida que se venden contratos de futuros de petróleo, lo que significa que los precios pueden depender poco más que del mercado. A veces, también dependen de la psicología de los actores en un momento determinado.

Entonces ¿Qué pasará en 2022 con el precio del petróleo?

La guerra entre Rusia y Ucrania, las sanciones económicas que EE. UU. y la Unión Europea han impuesto a Rusia y la demanda en general hacen pensar que el precio del petróleo en 2022 se encontrará en alza. ¿Cuán alto puede subir? Eso depende de cuáles estrategias desplieguen los estados para reemplazar el volumen de petróleo que antes proveía Rusia.

Este volumen es considerable, hasta el 40 % del petróleo de Europa proviene de Rusia, una dependencia que ya se ha puesto de manifiesto durante los meses más fríos del invierno. A medida que llegan los días más cálidos en Europa, y disminuye la necesidad inmediata de gas, debe recordarse que el panorama no es tan diferente para el petróleo crudo y otros productos derivados de este. Alrededor de 5 millones de barriles por día salen de Rusia, el segundo exportador más grande del mundo después de Arabia Saudita. Estados Unidos ya ha iniciado conversaciones con Venezuela e Irán para levantar las sanciones que pesan contra estos países y reanudar el comercio de petróleo. Otros, ven este contexto como ideal para dar un nuevo impulso a la masificación de las energías renovables. Si bien este enfoque reduciría la dependencia de Rusia, tardaría algunos años en materializarse y, posiblemente, esto sería más difícil que encontrar nuevos suministros de gas y petróleo. No hay respuestas fáciles.

 

Comentarios